Seguridad y JusticiaTitulares

Karla vivía en Tequis, la mataron a golpes y la quemaron, deja dos niños en la orfandad

El nombre de Karla cimbró todos los sentidos de los potosinos, el domingo 18 de Agosto por la noche corría con fuerza la versión de que una joven había muerto tras ser golpeada y quemada en algún domicilio de Camino Real a Pinos, logró escapar de sus captores, buscó ayuda, finalmente a unos pasos de Walmart de Muñoz policías municipales la auxiliaron y la llevaron al Hospital Central donde horas después murió.  Su cuerpo pasó 72 horas como NN (No Nombre) porque no se conocía con precisión su identidad, hoy se sabe que tenía dos hijos y que vivía en el barrio de tequis.

Tan solo 30 años de edad, joven, fuerte, bella, alegre, así era Karla Bretherton. Tenía dos hijos, una niña y un niño, salía al trabajo con gran actitud consciente de la responsabilidad de sacar adelante a sus pequeños pero el sábado por la tarde salió de su casa para no volver.

La historia de sus ultimas horas de vida es aterradora, versiones de vecinos aseguran que se escuchaban, a eso de las 5.00 am, gritos de auxilio de una mujer, con la fuerza de su juventud pedía ayuda. Solo Dios sabe como logró escapar de sus captores que la molían a golpes y le quemaban el cuerpo.

Policías municipales por fin aparecieron dos horas después, la ubicaron en la zona de Walmart de Muñoz y la llevaron al Hospital Central.

Su muerte trascendió el domingo por la noche, autoridades oficialmente no decían nada, lo único que tenían era su nombre que logró proporcionar cuando la ingresaron al hospital, su cuerpo sin vida no fue identificado así que el servicio médico legal lo metió a una bolsa y lo llevó a sus instalaciones para proceder a realizar la autopsia de ley y esperar a que alguien reclamara sus restos .

Un tatuaje que tenía en la espalda y la proliferación del caso como un feminicidio alertó a sus familiares que finalmente a media mañana de este miércoles 21 de Agosto reconocieron su cuerpo y solicitaron su devolución para darle cristiana sepultura.

Al caso de Karla se suma al de la maestra Mitzi, curiosamente también asesinada por la misma zona y a ellas el de una chica acribillada anoche en  la colonia El Vergel, en la zona de los Magueyes.

Ante lo peligroso que resulta vivir en San Luis Potosí, ciudadanos organizan una marcha en demanda de justicia para mañana a las 5.00 de la tarde, parte de Aranzazú en el centro de la capital potosina y existe en redes sociales, una campaña de autocuidado y solidaridad ciudadana cuando alguien vea a una mujer en peligro así como la activación de refugios en comercios y otros establecimientos.

Seguiremos informando.

Botón volver arriba