SLPTitulares

San Luis Potosí, tierra de la muerte

Trascendió que, el día de ayer, los diputados de la LXII Legislatura del Congreso del Estado aprobaron llamar al fiscal general Federico Garza Herrera a comparecer ante el pleno por la creciente inseguridad en el Estado. El motivo principal es que desde 2015, año en que llegó Garza Herrera a la titularidad de la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado, ha habido más de 2 mil 600 homicidios dolosos en el territorio potosino y estos cada vez son más violentos. San Luis Potosí se ha convertido en un verdadero territorio de la muerte.

La cifra de asesinatos ha ido en aumento año con año, la tasa cada vez es más pronunciada y muchos de estos casos quedan impunes en un archivo o simplemente no son denunciados. Cada vez es más agravada la violencia en la entidad y todos los ciudadanos pueden percibirlo.

No hay que irnos muy atrás para poder apreciar esto, simplemente, durante los dos primeros meses del año se cometieron 61 asesinatos, con casos violentos como el del ex alcalde de Xilitla que por una simple roce fue asesinado a balazos, o el terrible feminicidio y desmembramiento de la joven Paola, estudiante de 20 años de la Universidad Politécnica.

El caso de Paola fue uno de los más sonados recientemente, pero, en lo que va del año, se han cometido cuatro feminicidios más en distintos municipios, la mayoría en la zona metropolitana de la capital.

Desde 2017, la Secretaría de Gobernación emitió la alerta de género para los municipios de San Luis Potosí, Soledad de Graciano Sánchez, Ciudad Valles, Matehuala, Tamazunchale y Tamuín, pero pareciera que esto sólo a provocado un incremento en la incidencia de asesinatos contra mujeres. En 2018, San Luis Potosí era el quinto estado con mayor número de feminicidios, de acuerdo con el entonces subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas.

Las autoridades impartidoras de justicia están llenas de protocolos y reglas de cómo actuar en casos de asesinatos y feminicidios; sin embargo, estos casos muchas veces quedan arrumbados en los estantes, con muy poca posibilidad de que algún día sean resueltos.

Seguiremos informando.

Botón volver arriba