vida sana (destacadas)VIDA SANA, SALUD Y SEXO

Trasplante cruzado, una alternativa para mejorar la calidad de vida: CETRA

En todo el mundo cuando una persona se encuentra en enfermedad renal terminal requiere manejo para sustituir la función perdida de los riñones. La diálisis peritoneal o hemodiálisis es una terapia sustitutiva que permite extraer las sustancias de deshecho como lo hace normalmente el riñón, sin embargo el trasplante es en la actualidad la única posibilidad terapéutica para que un paciente recobre una rehabilitación integral a la sociedad. Por lo que los pacientes que requieren un trasplante pueden esperar que la familia de una persona fallecida acceda a donar, o puede tener un donante vivo, familiar o conocido.

Lo anterior lo dio a conocer el Dr. Tomás Mata Quintana, Coordinador Estatal de Donación del Centro Estatal de Trasplantes de San Luis Potosí, además explicó que para el donante vivo no se requiere espera, pues solo se evalúa que no exista riesgo, ni contraindicación legal y se puede proceder al trasplante. Para la evaluación se realizan estudios y valoración clínica para que sea exitoso el trasplante y su funcionamiento.

El especialista precisó que “existen casos en los que el receptor tiene un donante pero no son compatibles. Si la pareja de donador-receptor no es compatible entre sí se puede buscar la opción de unir a otra pareja a este que tenga el mismo problema y revisar clínica y químicamente si pueden ser compatibles si se intercambian al donante.

Es decir, el primer donante le podía donar al segundo receptor; y el segundo donante al primer receptor. Así el paciente no necesita esperar a que llegue su turno y puede dejar la terapia sustitutiva.

Es importante mencionar que aunque las parejas de donantes y receptores se encuentren en distintos lugares físicos, las cirugías se llevan a cabo de manera simultánea. Cada equipo médico se comunica con su contraparte (clínica u hospital) y coordinan todos los detalles, aseveró. En San Luis Potosí esta opción del Trasplante Cruzado es poco buscada, ya que los pacientes no tienen que esperar mucho tiempo para recibir el trasplante de un donante cadavérico.

“En nuestro estado gracias a la cultura y a la generosidad de las personas se mantiene una buena respuesta a la demanda de órganos para trasplante, un ejemplo claro es que en 2018 se trasplantaron 50 personas de donante fallecido pero se ingresaron otras 50 a los registros a la espera de un órgano”. Platicó señalando el Coordinador Estatal de Donación.

Afirmó que existen beneficios para la salud con los trasplantes, porque al no trasplantarse significa mantener la condición de diálisis peritoneal o hemodiálisis, esto es depender de una máquina, hasta tres veces por semana, experimentar limitaciones importantes de calidad de vida y aumentar el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, principalmente. Por lo que el trasplantarse representa, automáticamente la disminución de costos en la familia, mejorar la expectativa de vida, tener mayor tiempo disponible para realizar actividades personales, recuperar la independencia, reinsertarse al área laboral y llevar una vida normal.

Por lo que culminó haciendo una invitación a la ciudadanía para decir sí a la donación y convertirse en un donador de órganos, “los criterios para ser un donador principalmente son el tener el deseo genuino de donar, no tener enfermedades mentales que puedan afectar su decisión, ser mayor de 18 años y ser compatible. Para determinar la compatibilidad, el donante debe someterse a una serie de exámenes, lo que llamamos protocolo, que comprende desde un chequeo médico exhaustivo hasta pruebas inmunológicas que determinen que no habrá rechazo, por lo que recomienda tener hábitos sanos.

Mostrar más
Botón volver arriba