GONIERNO DEL ESTADO DE SAN LUIS POTOSI
Turismo (destacadas)Turismo y Gastronomia

¡Buen provecho! Prueba estos tamales poco conocidos

Celebramos la diversidad y la creatividad culinaria que hacen de los tamales una joya de la gastronomía mexicana

El 2 de febrero se convierte en una fecha destacada en las cocinas de todo México, ya que es el día en el que los tamales ocupan el lugar principal en muchas mesas del país. La palabra «tamal» proviene del náhuatl «tamalli», que significa «envuelto», y estos platillos se han convertido en uno de los pilares de la gastronomía mexicana, con cerca de 500 variedades reconocidas por expertos de norte a sur.

La versatilidad de los tamales se manifiesta en sus numerosas formas y sabores. Se reinventan constantemente, dando lugar a variantes exquisitas y, a veces, inusuales. Ejemplos como el guajolotongo, una mezcla de tamal y chilaquil, los gelatamales, los Tamalorian e incluso tamales diseñados para personas diabéticas muestran la creatividad y adaptabilidad de esta tradición culinaria.

El ingrediente principal de los tamales es la masa de nixtamal, pero la diversidad radica en los rellenos que van desde puerco, pollo o res hasta camarones, plantas, frijoles y condimentos. Además, el método de preparación varía, desde ollas tradicionales hasta hornos especiales, utilizando hojas de maíz o plátano, y diferentes tipos de leña, todo contribuyendo a la singularidad de cada tamal.

Entre las 500 variedades conocidas, destacamos 10 tamales exóticos que muestran la riqueza culinaria de México:

1. Tamales de Ceniza: Originarios de Morelos y Guerrero, se cocinan con ceniza en lugar de cal, envueltos en hoja de plátano y acompañados de mole verde, queso y crema.

2. Tamales Barbones: Provenientes de Sinaloa, estos tamales incluyen camarones enteros con cáscara y bigote, que impregnan la masa con su sabor único.

3. Tamales Güemes: Clásicos del norte, específicamente de Baja California, están hechos con carne de puerco y pollo deshebrado, aceitunas, pasas y un sofrito de aceite de oliva, envueltos en hoja de elote.

4. Tamales Choyeros: Populares en Baja California Sur, pueden tener relleno de puerco, pollo o res, acompañados de papas, aceitunas, pasas, chiles, camote, salsa y crema.

5. Tamales de Bola: Propios de Chiapas, se preparan con carne de cerdo y un guisado de jitomate, envueltos en hojas de maíz y cocidos al vapor.

6. Tamales de Dedo: Destacan en Coahuila y Nuevo León, son delgados y pequeños, con más relleno que masa, y se distinguen por su toque de salsa roja y comino.

7. Tamales de Zacahuil: Considerado el «rey de los tamales», puede medir hasta 2 metros y alimentar a más de 30 personas. Originario de la Huasteca, se cocina en horno de leña y va envuelto en hoja de plátano.

8. Tamales de Chipilín: Conocidos por su alto contenido nutricional, se preparan con la planta de chipilín y son populares en el sureste de México y Centroamérica.

9. Corundas de Michoacán: Tamales triangulares de Michoacán, envueltos con hojas del tallo de la planta de maíz y bañados con salsa de jitomate, crema y queso fresco.

10. Uchepos de Tierra Caliente: Destacan en Michoacán y Guerrero, son tamales de masa de maíz tierno sin relleno, con un sabor dulzón y se sirven con crema y queso.

Seguiremos informando. 

Mostrar más
Botón volver arriba