Copie y pegue el código de AdSense entre las etiquetas de su sitio Coloque este código en todas las páginas de su sitio y Google mostrará automáticamente anuncios donde resulte más adecuado para usted
Turismo (destacadas)Turismo y Gastronomia

El tamal, alimento protagonista en la fiesta de la Candelaria

Alimento protagónico de estas fechas, el tamal da cuenta del sincretismo cultural de México al vincularse con los ciclos festivo y agrícola, presentes en las creencias de diversos pueblos indígenas de México y en la religión católica.

El tamal forma parte de la gastronomía de diversos pueblos, su origen es ancestral y en la época prehispánica se consumía en fechas significativas y en ritos dedicados a diversas deidades.

Su nombre proviene del náhuatl tamalli (“bollo de maíz envuelto en hojas y cocido al vapor”) y desde mucho antes del periodo Colonial se consume el 2 de febrero, Día de la Candelaria.

Esta amalgama de creencias rituales es evidente en tradiciones como llevar a bendecir al templo una figura del Niño Dios y posteriormente celebrar con tamales; o bien, apartar este día para que, quienes encontraron al “muñequito” en la rosca de Reyes (6 de enero) repartan tamales de sabores dulces y salados a la familia o amigos que fueron testigos.

candelaria-tamal

En México, el cristianismo se fusionó con los elementos culturales, festividades y ritos de los antiguos pueblos americanos. Es por eso que para celebrar la Candelaria se consumen productos que provienen del maíz: el atole y los tamales.

Esto tiene que ver también con que en esa fecha, los campesinos mexicanos llevaban a bendecir sus mazorcas para poder sembrar sus granos y tener una buena cosecha. La razón es que estos días coinciden con los del calendario azteca en el que se celebraban a los tlaloques, dioses menores de la lluvia.

Seguiremos informando

Origen e historia de los tamales en México

Comentarios de Facebook

Botón volver arriba