ColumnasColumnas (destacadas)CoronavirusUncategorized

Coronavirus, la otra pandemia

Algo bueno que ha dejado el coronavirus es la repentina generosidad de algunos políticos y aspirantes a gobernador que se han dedicado a regalar despensas, material sanitario y otros beneficios.

Pero ni la pandemia ni la fragilidad a que nos ha reducido este virus ha logrado detener la maldad de algunos ni la vileza de otros.

No hay amor sin interés, dirían las abuelas, pero hay estilos y hay estrategias. Así las cosas podemos decir que con una idea clara y buen despliegue, el senador Marco Antonio Gama del PAN y el diputado federal, Ricardo Gallardo Cardona, comenzaron a desplegar sus paquetes de regalo.

Gallardo comenzó distribuyendo cítricos para que, al consumirlos, la gente que se benefició fortalezca su sistema inmunológico, luego regaló gel sanitizante y despensas al tiempo que llevó agua a colonias de la capital que carecían del vital líquido por diversas fallas en el sistema de El Realito y mal funcionamiento de algunas redes y pozos que opera interapas.

Ricardo Gallardo echó mano de sus aliados para distribuir despensas, gel y cítricos y luego donó túneles sanitizantes al Hospital de Soledad y a uno del IMSS. Sus malquerientes, comenzando por el alcalde capitalino montaron en cólera, soltaron a sus perros en redes sociales para desacreditarlo y recriminarle su futurismo y todos los pecados del universo.

Pero el propio Nava andaba en lo suyo, también regalando despensas y productos sanitizantes solo que a tontas y a locas, con dinero público y defraudando (ya es costumbre) a quienes le dieron el voto y hoy le reclaman el incumplimiento de promesas, los negocios con sus amigos fifís (nada mas de 400 millones con las luminarias o de 180 con la renta de patrullas que no usa). No en vano  un grupo de comerciantes osó gritarle «Dáles algo de lo que te robas perro»

Gallardo siguió su ruta en tierra y sigue repartiendo despensas, agua, gel, cítricos ayudado en algunos municipios por sus aliados.

El Senador Marco Gama, mas discreto, regaló material médico al personal del Hospital 50 del IMSS y llevó ayuda a los abuelos del Asilo “Nicolás Aguilar” que, públicamente, le agradecieron su generosidad. Marco trae un trabajo en tierra muy sólido pero aun lo tiene guardadito.

Marco es un hombre inteligente, tiene claro que ganar la gubernatura es una carrera de fuerza y resistencia, no de velocidad, los expertos afirman que “en política cinco minutos son demasiado tiempo”.

Los que nos quieren gobernar no andan de dadivosos porque son niños buenos, están invirtiendo para el futuro, todos, nadie se salva. Sin embargo el momento nos permite conocer los activos y los yerros de los señores .

Pero son personas y no los partidos los que muestran sus activos y sus malos instintos, curiosamente los dirigentes del PRI, Elías Pesina, PAN, Francisco Aguilar, MORENA, Sergio Serrano, VERDE, Emanuel Ramos, se han mantenido a discreción; están dejando que los protagonistas sean los aspirantes.

Así las cosas, podemos ver a Rolando Hervert, el presidente de la junta de coordinación política del Congreso del Estado muy activo en redes sociales, donando su salarios y buscando apoyos para grupos vulnerables.

A Gabino Morales, el súper delegado distribuyendo mas de mil millones de pesos en apoyos dobles a abuelos, discapacitados y otros beneficiarios de los programas para el bienestar.

Por el lado del PRI, desde el gobierno del Estado, Juan Manuel Carreras está haciendo lucir tres fichas: La doctora Mónica Liliana Rangel con un manejo pulcro y muy efectivo de la pandemia, Gustavo Puente, que se encargará de lo mas feo; la reactivación económica y Daniel Pedroza Gaitán, secretario de finanzas encargado de dar las buenas noticias: las ayudas, créditos y persones fiscales.

La contingencia también pone a prueba a los hombres de la política y dicen que no hay mal que por bien o venga, parece que el coronavirus ha venido a hacer que los políticos devuelvan al pueblo un poquito de lo mucho que les da.

La otra pandemia se vive en todo el territorio potosino y es la pandemia de las dádivas en las que hay intereses, proyectos de futuro, mucho dinero gastado y un solo ganador; adivinen de quien se trata.

P.D.1.- Que el director de CEFIM, Gerardo Aldaco, hizo una larga antesala en la Secretaría General de Gobierno, Alejandro Leal Tovias, el objetivo: explicarle su intromisión en la elección de rector de la UASLP. Pura simulación, los que lo conocen aseguran que ya opera para organizar conflictos estudiantiles apenas tome posesión el doctor Alejandro Zermeño. A todos los que lo quieren escuchar les dice: “son ordenes de Pablo”. ¡Válgame la virgen Lupe!

P.D.2.- Cuentan que un empresario de la zona de abastos hace dinero a raudales con el armado de despensas. Es tan listo el hombre que lo mismo le vente al alcalde Nava que al diputado Ricardo Gallardo o al gobierno del Estado. La diferencia está en los contenidos y en quienes las reparten.

P.D.3.- Que Israel Esparza es el nuevo favorito del alcalde Xavier Nava. El funcionario municipal le ha prometido que el merengues le hace ganar una convención en el PAN si decide lanzarse como candidato externo al gobierno. No pos que productotes de gallinota.

P.D.4.- Que algunos empresarios potosinos de altos vuelos andan preguntando los alcances de las investigaciones a las cuentas del ex presidente Enrique Peña Nieto y familia. Les dejo de tarea los apellidos.

P.D.5. Cuentan que Carlos Alejadro Ponce, el ex consejero de la Judicatura es la persona que el fiscal general quiere convertir en fiscal anticorrupción pero como no hay acuerdo con el ejecutivo (se supone que es autónoma), el nombramiento sigue pendiente y la instancia acéfala.

P.D.6.- En los parques Tangamanga el jefe don Antonio Esper y su equipo encabezado por Enrique Obregón están haciendo trabajos de rehabilitación muy importante en esos maravillosos espacios. Creo que todos deseamos que ya termine el encierro por coronavirus para poder ir a disfrutar del lugar.

Hasta la próxima.

Mostrar más
Botón volver arriba