Ciencia y Educación (destacadas)

La ciencia detrás de la frase «se me subió el muerto»

Esta experiencia, aterradora y vívida, tiene un nombre científico: alucinaciones hipnagógicas o hipnopómpicas

La expresión «se me subió el muerto», es muy conocida entre la comunidad mexicana, haciendo alusión a los terrores nocturnos e ilusiones que es común ver en la madrugada cuando uno se encuentra muy cansado o comió demás. Detrás de esta expresión existe todo un hito de probables causas a este padecimiento, en donde se encuentran razonamientos científicos y algunas un poco más alocadas, como relacionarlo directamente con demonios y posesiones paranormales.

Es común despertar en medio de la noche y sentir que alguien nos observa, una presencia inquietante que nos acompaña en ese cuarto oscuro. Esta experiencia, aterradora y vívida, tiene un nombre científico: alucinaciones hipnagógicas o hipnopómpicas. Se manifiestan como figuras geométricas, objetos, animales o personas, y a menudo inspiran miedo. Estas alucinaciones se asocian comúnmente con la parálisis del sueño, un fenómeno donde la persona está consciente pero incapaz de moverse o hablar al despertar.

Las alucinaciones hipnagógicas ocurren durante la transición del estado de vigilia al sueño, mientras que las hipnopómpicas aparecen al despertar. Estas imágenes aterradoras son más comunes de lo que se piensa y están relacionadas con un aumento del flujo sanguíneo en las áreas menos racionales del cerebro, así como con la hiperactividad de la amígdala, la parte del cerebro que detecta el peligro.

La sensación de presión en el pecho, dificultad para respirar y la parálisis del cuerpo son parte de esta experiencia. Aquí hay algunos consejos para manejar la parálisis del sueño:

  1. Mantén la Calma: Aunque sea aterrador, recuerda que es un fenómeno temporal y generalmente inofensivo. Mantén la calma y espera a que pase.
  2. Relaja Tu Cuerpo: Evita luchar por moverte. En su lugar, trata de relajar tu cuerpo. La tensión puede hacer que la experiencia sea más angustiante.
  3. Mueve Partes Pequeñas del Cuerpo: Intenta mover dedos de las manos o de los pies. Estos movimientos pequeños pueden ayudarte a romper la parálisis.
  4. Cierra los Ojos y Relájate: Si la lucha contra la parálisis es demasiado difícil, cierra los ojos y relájate. Podrías volver a quedarte dormido y despertar sin estar paralizado.
  5. Despierta Completamente: Si las alucinaciones son aterradoras, intenta concentrarte en moverte o hacer ruido para despertar completamente. Puede ser útil si alguien más está al tanto de la situación y puede ayudarte.
  6. Mejora tus Hábitos de Sueño: La privación del sueño y el estrés pueden estar relacionados con la parálisis del sueño. Mejora tus hábitos de sueño, como mantener un horario regular, para prevenir futuros episodios.

Recuerda, aunque las alucinaciones hipnagógicas pueden parecer sobrenaturales, tienen una explicación científica. Sin embargo, cuando no hay explicación presente, la sensación de presencia puede ser más misteriosa y desconcertante.

 

Seguiremos informando.

Mostrar más
Botón volver arriba