SLPZona Huasteca

[VIDEO] Alumnos Indígenas estudian a oscuras en Tamasopo

* Hace siete meses se averió el transformador y ninguna autoridad ha realizado el cambio del aparato

Tamasopo, S.L.P.- Alumnos de la zona indígena y rural están tomando clases a oscuras, desde hace siete meses, esto debido a que se «tronó» el transformador que abastece de energía a la secundaria técnica 73 de Damián Carmona.

Los padres de familia en su momento notificaron a las autoridades del sector educativo, sin embargo no tuvieron respuesta y continuaron llevando la solicitud de ayuda para el cambio o reparación del equipo a decenas de instancias gubernamentales, petición que ha sido ignorada por los tres niveles de gobierno.

Este día decidieron hacer público el caso para ver si ya les prestan atención. Desde junio se quemo el transformador y al mes de octubre siguen sin luz, los menores toman las clases a oscuras o utilizando lámparas en las primeras horas del día.

La sociedad de padres de familia y directivos ya fueron al departamento de Evaluación y Planificación de la SEGE les dijeron que si, incluso señalan que fue un ingeniero, hizo la evaluación, pero cambiaron de titular y se paró el trámite.

Posterior a eso acudieron al departamento de escuelas técnicas, también les dijeron que si intervendrían, pero ya pasaron 3 meses y hicieron nada. Incluso fueron a las oficinas de la Secretaría de Gobierno donde los atendió Pablo Escobar uno de los subsecretarios, les dijo que Lupe Torres estaba muy ocupado atendiendo los informes de Gobierno y hasta que se desocupara los atendería, ya paso una semana y no hay respuesta.

A partir de la última semana de septiembre, que entró la nueva estación del año y que la luz del día llega más tarde decidieron tomar algunas medidas como cambiar el horario de ingreso de las 7 a las 7:30, también para no exponer a los alumnos a transitar de noche y llegar a oscuras al plantel.

Además salen a las 11 de la mañana debido a que las altas temperaturas, no les permiten concentrarse, en el verano tuvieron que salir del salón, para tomar clases bajo árboles, detrás de las aulas donde diera un poco de sobra y se sintiera fresco, ya que dentro de los salones son un infierno de calor.

Los padres de familia ya no saben a que otras instancias acudir, para que alguien pueda ayudarlos a reparar el transformador que se averió.

Mientras cientos de niños de la zona indígena y rural, toman clases en la oscuridad auxiliados de lámparas de pilas o de equipos celulares, forzando su vista, situación que a la larga podría traer más consecuencias.

Seguiremos informando.

Botón volver arriba