El tiempo - Tutiempo.net
Hoy es Domingo, 27 de Septiembre del 2020

Urenda Navarro minimiza discriminación a estudiante de la UASLP

* Lejos de defender los derechos de los estudiantes, pareciera defender a profesores y funcionarios universitarios

septiembre 15, 2020 por Redacción

Atrás quedaron las luchas férreas que, en incontables ocasiones, encabezó para defender a las víctimas o para garantizar los derechos humanos. A Urenda Queletzú Navarro Sánchez les pasó lo que a muchos; consiguieron cargo en alguna institución o dependencia pública y poco a poco se fueron minimizando.

Será que ya deben cuidar intereses de grupos influyente, será que deben cuidar la imagen de la institución o cumplir los compromisos que hicieron con algún grupo de poder que les sirvió de padrino para llegar hasta el hueso. El caso es que ahora que Urenda está al frente de la Defensoría de los Derechos Universitarios de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí ha hecho de todo, menos defender a los estudiantes.

[irp]

La prueba más clara de esta negligente inacción es el reciente caso de discriminación, violencia y amenazas que sufrió un joven estudiante de la Facultad de Derecho por parte de la catedrática Elvia Castañón Ruiz a quien le parecía indecente que el joven estuviera tomando sus clases desde un ciber café.

Urenda no sólo fue pasiva al tomar cartas en el asunto, sino que, una vez que lo hizo, dejó de lado todo el carácter que la distinguió durante tantos años. Hasta parecía que buscaba proteger a la catedrática, que no quería molestarla. Poco o nada le importó el alumno porque, claramente, si en algo se puede coincidir es que él fue la víctima de los prejuicios, la arrogancia y la actitud supremacista de Elvia Castañón a quien, por cierto, la UASLP premió con un permiso mientras se calman las aguas.

Sí, la Defensoría emitió un posicionamiento, pero más tibio no pudo ser. El documento, lejos de respaldar a los alumnos, se convirtió en un aburrido resumen de los supuestos principios que se siguen para garantizar los derechos de la comunidad estudiantil, los cuales, claramente, son letra muerta y no logran materializarse.

«Como medida de apremio se ha generado un APERCIBIMIENTO a la docente» dice el texto firmado por el área universitaria a cargo de Urenda Queletzú. Medida de premio, debió decir.

Navarro Sánchez ha tenido un muy mal arranque a escasos meses de estar al frente en la lucha por la defensa de los derechos de los estudiantes. Si así se tibia se comporta con estos temas, qué se podrá esperar cuando se deba proceder contra acosadores sexuales o contra agresiones mayúsculas.

Seguiremos informando.

Compartir en Whatsapp