SLPTitulares

“La traición del Mijis a MORENA”, habría vendido la posición de la Oficialía Mayor al PAN

El diputado Pedro César Carrizales Becerra, popularmente conocido como “el Mijis” salido de los barrios bajos de San Luis Potosí, es un hombre acostumbrado a aprovechar las oportunidades que le ofrece la vida. La ventaja es el sello de la calle y la traición su marca personal.

El mes que duró el Congreso del Estado sin Oficial Mayor, luego de la vergonzosa destitución de la serranista Marcelina Oviedo, el Mijis, por lo bajo y mientras sus compañeros de “Juntos Haremos Historia” se enfrascaron en un pleito de poder, traicionó a su clan y vendió la posición a los diputados panistas.

El traidor, acostumbrado a no ser fiel a nada ni a nadie, se acercó a Rubén Guajardo y le pidió una recomendación para el cargo de Oficial Mayor. El panista, hábil como es, propuso a Marisol Alvarado. El Mijis, en cuclillas, mirando al piso, soltó al “colega” con voz temblorosa y baja “mi buen, pero, tú sabes, apóyame porque tengo unos compromisos”.

Guajardo, más ca…nijo que bonito, la cachó en el aire, “déjame ver Mijis, necesito hablar con mis compañeros y te aviso con cuánto podemos ayudarte”. En la siguiente reunión el panista avisó “pues te junté 50 y no creo poder darte más”.

El Mijis, que a pesar de los viajes a los sitios turísticos de primer nivel, las camionetas de lujo y el recibimiento de estrella que le dan políticos y medios de comunicación del centro del país, no ha podido superar los recuerdos de carencia. Al escuchar 50 mil sus ojos se abrieron y brillaron de avaricia “va, carnal”

Mientras ocurría la negociación entre el traidor y los panistas. En la bancada morenista se libraba una batalla por demostrar poder. Del lado de Edson Quintanar, líder de bancada de MORENA, están Alejandra Valdés, Paola Arreola, Mario Larraga y Angélica Mendoza; Marité Hernández, que presume ser del grupo de Primo Dothé, buscaba el apoyo de la matehualense Chelito Carmona y Rosa Zúñiga.

Mientras estos se desgarraban las vestiduras y peleaban por demostrar poder, el Mijis les dio “bajín”. Subió a tribuna la propuesta de Marisol Alvarado que fue, por supuesto, apoyada por la bancada panista. Rubén había cabildeado con el PRI y ante la mirada atónita de Edson Quintanar y Marité Hernández, el Mijis, PAN y PRI, impusieron a Marisol Alvarado.

Marité no ha desistido en su lucha contra su líder de bancada. Ante el inminente inicio del segundo año de trabajo de la LXII Legislatura, la morenista, que apenas la semana pasada encabezó un complot en contra del presidente Andrés Manuel López Obrador, “anunció” que ella será la próxima líder de la bancada morenista “porque me toca”, por lo que se espera ya una nueva batalla en la ya de por si dividida bancada panista.

Seguiremos informando.

Botón volver arriba