SLPTitulares

Rebelión en la CMIC por elección gandalla de la mafia de constructores

Cual mapaches de los 80’s, pero vía Zoom, los tiburones del moche en la obra pública impusieron, por un voto, a Juan Manuel Pérez como nuevo presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en San Luis Potosí, previa tenebra para impedir la llegada de sangre fresca.

El historial de corrupción, asuntos penales, administrativos y políticos de Marco Antonio Uribe, Manuel Castanedo, Leopoldo Stevens Pérez, Victoriano Martínez, Salvador Peña, Alfonso Chávez, Porfirio Flores, Carlos Escudero, Luis Rentería y José Iga operó para diseñar un sistema de votación vía remota, a través de la plataforma Zoom en la que estos tiburones de la corrupción bloquearon la posibilidad de votos en contra, toda vez que las opciones eran “a favor” o “abstención”.

Aun así, la rebelión se consumó, los reyes del moche obtuvieron 75 votos a favor de Juan Manuel Pérez y 74 abstenciones, no sin ayuda de los manejadores de la reunión de Zoom que solicitaron cinco minutitos y cinco minutitos más porque, en realidad, las abstenciones iban ganando; cuando se percataron de la derrota inminente, comenzaron a bloquear registros, RFC’s y obstruyeron cualquier indicio de inconformidad o solicitud de explicación ante la evidente manipulación del mecanismo electoral.

cmic

La sesión de Zoom permitió milagrosamente que, después del plazo acordado, seis personas votaran a favor de quien, hoy, es el espurio presidente de la CMIC.

El grupo que buscaba democracia al interior de la CMIC se percató también de la alteración de votos en la aprobación del presupuesto 2022, del plan de trabajo y del informe financiero de Manuel Castanedo que deja la Cámara después de tres años de trabajo y diversos escándalos de corrupción que lo ligan a Marco Antonio Uribe, quien lo habría beneficiado con diversos contratos de obra pública durante la administración de Xavier Nava Palacios.

Así las cosas, el programa de labores para este año, obtuvo 69 votos a favor, 68 en contra y 12 abstenciones, en esta parte sí se permitieron los votos en contra. En lo que refiere al presupuesto anual fue aprobado por 74 votos (aquí sí se aplicaron), 64 en contra y 11 nulos.

Los tiburones de la corrupción se encargaron de manipular la asamblea virtual, así que se saltaron el paso de elegir escrutadores. Cuando socios de la cámara pidieron esa tarea, se les informó que ya habían sido elegidos, pero nadie sabe quiénes son.

Juan Manuel Pérez Herrera fue uno de los grandes beneficiarios de la obra pública durante la administración de Xavier Nava, donde fungió como director de Obras, Marco Antonio Uribe. El nuevo líder de la CMIC fue señalado por el propio Ayuntamiento navista como el responsable de la falta de señalética que provocó la muerte de un ciclista en la ciclovía de avenida Carranza, razón por la que enfrenta un proceso penal por homicidio culposo y una demanda de las víctimas por 20 millones de pesos. Presuntamente, Pérez Herrera habría ofrecido un arreglo de tres millones, pero incumplió, de manera que los familiares del hoy occiso continúan su lucha jurídica en busca de justicia.

Perpetrado el fraude vía Zoom, la rebelión de constructores contra la mafia de constructores de la obra pública está en marcha, tienen el membrete, pero no la representación del gremio.

Seguiremos informando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba