ColumnasColumnas (destacadas)

¿Qué es la disociación y como reconocerla?

La disociación es un proceso en el cual un individuo se distancia de ciertas experiencias o emociones, es un mecanismo de defensa frente a alguna mala experiencia, la disociación puede afectar a la memoria o a la percepción de la realidad y puede ser un acto que entra dentro de la normalidad o un trastorno emocional que requiere tratamiento especializado. 

Las personas podemos perder la noción del tiempo y espacio sobre nuestro entorno de manera normal, por ejemplo, cuando estamos caminando hacia un lugar y estamos tan adentrados en nuestros pensamientos que cuando recuperamos la percepción de la realidad no recordamos el camino que recorrimos, esta disociación es normal y suele sucedernos a todas las personas en distintos momentos de nuestra vida, ¿Cuántos no hemos sentido que nos perdemos durante una plática? Todos hemos sentido alguna vez esa sensación de disociación.  

El problema surge cuando la disociación se debe a un proceso emocional y se puede llegar a convertir en un trastorno, cuando tenemos disociaciones emocionales es cuando realmente tenemos que pedir ayuda a un profesional, esto también es conocido como despersonalización. 

La disociación emocional es la desconexión entre pensamientos entornos, emociones e identidad, hay diferentes grados como ya lo mencionamos, los grados más severos de la disociación en psicología o psiquiatría pueden venir como una respuesta a un trauma y es cuando la persona no discierne si lo que está viviendo es real o una fantasía, y se produce una desconexión entre el cuerpo y la mente.  

La disociación cognitiva es un mecanismo de defensa que surge al vivir situaciones que no podemos afrontar y nuestro organismo intenta reducir el impacto que esto nos supone con un distanciamiento de lo que está ocurriendo, de este modo evitamos sentir dolor, miedo y ser conscientes de lo que pasa a nuestro alrededor.  

Algunos de los síntomas del trastorno disociativo son: 

  • Fallos en la memoria
    Lagunas mentales respecto al trauma olvidando completamente todo aquello que ha sucedido 
  • Desconexión con la realidad
    Sensacion de tener separado el cuerpo de la mente y los recuerdo con una completa sensación de bloqueo para no sentir, dependiendo del grado del trastorno pueden llegar a sentirse completamente ajemos a la realidad que les envuelve. 
  • Confusión
    Sentido confuso de la propia identidad, de donde está, quienes son las personas que le rodean etc. 
  • Alteración de la identidad
    En muchas ocasiones las personas sienten desconexión emocional ante si mismas y acaban teniendo confusiones alrededor de su propia identidad. 

El tratamiento de la disociación y de algunos otros trastornos disociativos se basa en integrar al cuerpo como parte protagonista que ha experimentado la experiencia traumática, estableciendo un vínculo de confianza entre psicólogo/psiquiatra y paciente, para saber que ocurrió y como fue la experiencia que ha causado la disociación. También es importante aprender a desconectar la mente ante este embotamiento emocional, puedes intentar tener un diario y apuntar tus recuerdos para que de esta manera puedas comprender el porqué de tu desconexión emocional o mental. 

También puedes recurrir a la técnica de la visualización con la que se utiliza la imaginación para crear escenas o entornos internos que pueden ayudar a mantenerte seguro ante ciertos momentos difíciles, no olvides que si conoces los momentos en los que te sucede un episodio disociativo puedes tener un plan para saber cómo comportarte en esos instantes. 

 

 

Estefanía López Paulín
Contacto: [email protected]
Número: 488115443 

 

 

 

 

Mostrar más
Botón volver arriba