Columnas (destacadas)vida sana (destacadas)

Rutinas vitamínicas según Marian Rojas Estapé

Por Estefanía López

Recupera tu mente, reconquista tu vida aborda el cambio de paradigma en la sociedad actual, una sociedad que en opinión de la autora ha perdido la capacidad de profundizar y observar. La autora Marian Rojas Estapé analiza el uso de las pantallas, el consumo de pornografía, la gratificación inmediata a golpe de clic, la pérdida de atención, la falta de sueño, las adicciones (redes sociales, drogas, alcohol, azúcar…). En suma, nuestro día a día. 

«Nos cuesta ver una película entera, pero nos enganchamos a series con facilidad; nos cansan las conversaciones largas, pero somos únicos mandando emoticonos y contestando con monosílabos. Todos somos conscientes de que la capacidad de prestar atención ha disminuido, pero no es solo la atención lo que ha cambiado, hay más cosas que están sucediendo en la mente y en nuestra conducta», alerta Rojas Estapé. 

Según la autora, podemos rescatar la atención perdida, volver a reconectar con nosotros mismos y con todo lo que nos rodea para encontrar el equilibrio emocional. En el libro, la psiquiatra proporciona lo que llama «rutinas vitamínicas» para comprenderse mejor y recuperar el control de la vida. 

La primera cosa que la psiquiatra Estapé nos recomienda es poner en orden nuestras ideas, reflexionar profundamente acerca de quienes somos, cuáles son nuestras conductas y filosofías y que aportan estas a nuestra vida. 

La segunda «rutina vitamínica» trata de someter al cuerpo a un ayuno de dopamina, la llamada hormona del placer. La doctora recomienda la gimnasia mental de no sucumbir a los impulsos primarios, es decir, no ceder al placer de quedarnos cinco minutos más en el teléfono, o de comernos ese chocolate. 

En tercer lugar, la psiquiatra recomienza abrazar el dolor, a pesar de ser consciente de lo impopular de esta rutina. Habla de buscar microdosis de dolor (como evitar analgésicos cada vez que el cuerpo se queje o bañarse con agua fría) para lograr luego el ‘premio’ de la liberación de dopamina con el que el cerebro intenta compensarlo. 

«Una vida caprichosa donde nos damos cualquier recompensa cuando la deseamos nos vuelve intolerantes al dolor. Acepta todos los días una pequeña cantidad de malestar: un poco de frío, un poco de calor, un poco de sed, un poco de hambre, un poco de aburrimiento, un poco de ansiedad», escribe. 

La cuarta rutina vitamínica tiene que ver con buscar el llamado ‘estado de flujo’, cuando el ser humano se deja llevar y se encuentra plenamente inmerso y une sus habilidades en forma de pasión y atención plena. Pasa cuando vuelves a las aficiones y abandonas las pantallas, y de repente miras el reloj y ha pasado el tiempo con plena atención en actividades que te motivan. 

La última y quinta recomendación es quizá la más obvia: practicar deporte. Es el gran secreto para potenciar la memoria, la creatividad y la resolución de problemas, tal y como han demostrado innumerables estudios científicos. «No lo dudes, ponte un zapato cómodo y levántate», concluye Rojas Estapé en el libro. 

Estefanía López Paulin 
Contacto: [email protected]
Número: 4881154435 

Mostrar más
Botón volver arriba