SLPTitulares

Pepe Toño quiere 1.5 millones para “compartir experiencias” en Comisión de Vigilancia

El diputado José Antonio Zapata Meraz, recientemente nombrado presidente de la Comisión de Vigilancia del Congreso del Estado proyectó, para el presupuesto que el Legislativo prepara para 2020, un millón 500 mil pesos para gasto para echar a andar la comisión.

El panista Zapata Meraz, quiere, para poder trabajar, tres asesores, a uno de ellos le prepara un sueldo de 15 mil pesos mensuales, sin embargo a los dos restantes, a fin de cuentas no es su dinero, quiere pagarles 949 mil pesos, sus funciones: “impartir o compartir experiencias con las Unidad de Evaluación y Control”.

Sobre la Unidad de Evaluación y Control, para qué sirve si Pepe Toño quiere contratar asesores externos que realicen:

“Asesoría y elaboración de Iniciativas de Ley, Reglamentos, manuales de Organización, manuales de procedimientos, así como apoyo profesional en el análisis y estudio de los 114 Informes Finales, derivados de las Auditorias de los 113 entes auditables y los de la propia auditoria Superior del Estado.”

Pero no conforme con el despilfarro en recursos para asesores, con los que ya cuenta el Congreso del Estado, pues en la nómina existen asesores, asistentes, secretarias y hasta cargabolsas; Zapata Meraz quiere 320 mil pesos para organizar seminarios, cursos y congresos, no explica en qué se lo va a gastar, pues en los edificios de Jardín Hidalgo y Vallejo existen salas equipadas con inmuebles y artículos audiovisuales necesarios para tal fin y otras ocurrencias del panista. Dice, en sus alegatos que tales seminarios, cursos y congresos son para “capacitar al personal de apoyo y a los integrantes de esta comisión”, pero se supone que los asesores que contratará son expertos en el área, entonces para qué quieren capacitación. Asegura que los seminarios, cursos y congresos alcanzarán también al personal de la Unidad de Evaluación y Control, pero se supone que los perfiles que integran dicha unidad son expertos en tal tema, pues rechazaron la imposición de aviadores, lo que generó un conflicto entre la diputada Bety Benavente y sus compañeros legisladores.

Además en la carta a Santa Clos, Pepe Toño planea “24 reuniones de trabajo y 20 de la Comisión de Vigilancia” para lo cual el señorito necesita desembolsar del dinero de todos los potosinos la cantidad de 51 mil pesos, tampoco explica para qué quiere el dinero. Todos los días ocurren reuniones de trabajo de las diferentes comisiones de trabajo entre los 27 diputados y ninguna necesita 51 mil pesos para ponerse a trabajar.

Se desconoce si la Junta de Coordinación Política cumplirá las costosas exigencias del panista Zapata Meraz para ponerse a trabajar.

Seguiremos informando.

Botón volver arriba