El tiempo - Tutiempo.net
Hoy es Lunes, 18 de Noviembre del 2019

Congreso Calificado premia a Pepe Toño Zapata, por intentona de aumentar el agua 40%

* El abogado fifí, José Mario de la Garza, insiste en reconocer las barbaridades que cometen los diputados locales
* Con un esquema poco claro, dudoso y cuestionable, pretende mantenerse como juez del trabajo legislativo
* Durante los años que ha realizado sus “evaluaciones”, el abogado jamás ha calificado la calidad, importancia, trascendencia y relevancia del trabajo de los diputados en la vida de los potosinos

enero 7, 2019 por Redacción

José Mario de la Garza, el abogado fifí y preferido por la clase política potosina, volvió a las andadas. Una vez más, publicó su evaluación al desempeño legislativo, que lleva por nombre Congreso Calificado, en el que, según él, Pepe Toño Zapata Meraz, diputado esbirro de Xavier Nava, que pretendió aumentarnos el agua 40 por ciento, es el mejor de los 27, aunque el panista no ha movido un solo dedo por el bien de su distrito y mucho menos del resto del estado.

Congreso Calificado evalúa, dicen: “el desempeño individual de los integrantes del Poder Legislativo a través de 10 indicadores (cinco positivos y cinco negativos): Iniciativas presentadas; Puntos de acuerdo presentados; Iniciativas aprobadas; Puntos de acuerdo aprobados; Legislador transparente; Iniciativas caducas; Puntos de acuerdo caducos; Inasistencias y retardos; Negligencia contra las iniciativas ciudadanas; y Conducta notoriamente perniciosa”.

La ecuación del abogado carece de claridad, no se entiende bajo qué parámetros concede puntos para aprobar o desaprobar diputados, lo que lo convierte en confuso, dudoso, cuestionable y faltó de ética, por no decir risible.

Según el abogado, al que jamas se ve en las sesiones ordinarias, extraordinarias o permanentes de las legislaturas, el panista José Antonio Zapata Meraz obtuvo una calificación de 9.5. Después del panista, nadie alcanza una calificación decente, la maestra Martha Barajas tiene 6.75 y el eterno diputado Oscar Vera saca 6.0, luego de él, todos están reprobados.

En un profundo análisis del quehacer legislativo hay que preguntarse: ¿Qué ha hecho Pepe Toño para obtener 9.5 de calificación? El panista ha resultado ser muy gris. En la primera polémica defraudó a sus electores, pues se prestó a la intentona de Xavier Nava de aumentarnos el agua a los que habitamos la zona metropolitana en un 40 por ciento. Además de ese golpe, Pepe Toño presentó una iniciativa a favor del gremio cervecero, esto por que tiene familiares que se dedican a ese rubro, haciendo a un lado que gran parte de su distrito sufre y padece los estragos del alcoholismo.

En el caso de la maestra Martha Barajas, la calificación tampoco le hace justicia pues, a pesar de que no preside la comisión de educación, ha sido la encargada de resolver conflictos con el magisterio. Además, está enfocada en beneficiar a grupos vulnerables, principalmente niños que padecen alguna discapacidad, labor que ninguno de sus compañeros ha imitado.

Oscar Vera tampoco merece el 6.0 que le pone Mario de la Garza, pues manipula la ley electoral a fin de eternizarse en su partido Conciencia Popular, negocio familiar que les ha dado curules en cada legislatura, la fiscalía anticorrupción y vaya usted a saber cuánto negocio más.

En los primeros tres meses de la actual Legislatura, no se ha aprobado ni una sola iniciativa a favor del pueblo. Los diputados no cumplieron con sus promesas de reducirse el sueldo, de austeridad, de políticas públicas, de eficientizar los recursos del pueblo, de ser un contrapeso de los poderes Ejecutivo y Judicial y de velar por los intereses de los potosinos.

Mario de la Garza no toma en cuenta el debate legislativo que encabezó la perredista María Isabel González Tovar para impedir el aumento a las tarifas de agua de todo el estado, tampoco toma en cuenta los argumentos del diputado Edgardo Hernández Contreras para echar abajo las cuentas públicas 2017 y analizar con lupa la aprobación por la LXI Legislatura, del desvío de recursos del Fondo de Aportaciones para la Educación Básica (FAEB) a razón de mil 225 millones 906 mil 77 pesos con 14 centavos, durante los próximos 10 años.

Tampoco toma en cuenta el colmillo político de Eugenio Govea para impedir que se autorizaran los presupuestos de egresos de los municipios que, como en el caso de la capital, buscaba afectar el bolsillo de los sectores más vulnerables. En el caso de Emmanuel Ramos tampoco se le hace justicia, pues el contador ha sido un férreo crítico del despilfarro del dinero del pueblo.

La ecuación de José Mario de la Garza tampoco considera que la unión de un puñado de diputados críticos: Eugenio Govea, Edgardo Contreras, Emmanuel Ramos, María Isabel González Tovar y los de Morena, lograron hacer que el gobernador Juan Manuel Carreras compareciera ante ellos por la inseguridad que ha cobrado la vida de cientos de potosinos durante su administración.

Existen calificaciones “acertadas”, se podría decir que la mayoría pues la mayoría de los legisladores están reprobados. El fenómeno de redes sociales, el diputado Mijis, obtiene apenas un 2.5 de calificación y esto se debe a que, presa de sus asesores y de su ignorancia en casi cualquier tema, ha dado bandazos, no ha presentado ni una sola iniciativa que beneficie a la gente de su distrito, en la que se incluyen colonias marginadas, tampoco ha hecho nada para mejorar la calidad de vida de los chavos banda que se supone es su bandera política.

El 2.0 que saca Rolando “El Indio” Hervert también es merecido, el señor, tan grande como, es llega a su curul y se vuelve inamovible por pereza, ignorancia y los intereses que le impiden trabajar por la gente que le dio el voto. Edson Quintanar también saca un 2.0, el mozalbete sigue sin entenderle, solamente ha pataleado en una ocasión y fue para conseguirle un jugoso convenio de comunicación a su novia periodista de la Huasteca.

En el caso de los priistas, todos reprobados, se han dedicado a una guerra interna. Betty “La Frondosa” Benavente pelea con uñas y dientes la coordinación de la bancada en el Congreso, ya complotea en contra de Maricito Ramirez, que no ha podido dar una a favor, ni del PRI ni del gobernador; el resto de los tricolores son grises.

En la comodidad de un sueldo seguro por tres años, se encuentra el resto de los legisladores, no hacen nada a favor del pueblo, trabajan para intereses propios, políticos o empresariales. Se esperaba mucho de Sonia Mendoza, de Marite Hernández y de Rubén Guajardo, seguro se les verá muy activos por ahí del 2021. El resto, a excepción de Cándido «el temible» Ochoa, puede que sea debut y despedida.

Este sería un análisis profundo del quehacer legislativo; sin embargo, el abogado fifí, prefiere contar las asistencias y las participaciones en tribuna que ahondar en las iniciativas.

La formula del Congreso Calificado ha incitado a que los legisladores en turno cometan aberraciones como en la LXI, cuando los diputados decidieron subir a tribuna y gritar estupideces pues sabían que José Mario de la Garza se las contaba a favor y ellos sólo querían ser populares.

Seguiremos informando.

Compartir en Whatsapp