ColumnasColumnas (destacadas)

Nomofobia, terror a estar sin tu celular

La tecnología se apoderó de nuestro día a día sin darnos cuenta, pasadas más de dos décadas del nacimiento de los celulares y el internet, hoy gran parte de la población mundial cuenta con un teléfono móvil, y se dice que incluso podemos llegar a consultarlo más de 150 veces al día, esto sin duda alguna, ha traído consigo problemáticas para los usuarios, como crear una dependencia hasta este aparato.

¿Alguna vez has olvidado tu teléfono en casa y tenido que pasar horas sin él? ¿Durante ese momento te sentías irritado, con miedo y ansiedad por estar incomunicado? Si tu respuesta es afirmativa a esta última pregunta, tienes Nomofobia. 

La nomofobia es el miedo irracional que sentimos cuando no tenemos nuestro celular con nosotros, ese pánico que da el sentirse incomunicado, si bien es un término que ha empezado su estudio hace poco más de 10 años, se ha comprobado que mientras más pasa el tiempo más personas padecen esta fobia. 

Una persona que tiene nomofobia ve a su teléfono celular como su posesión más valiosa, puede ser incluso una persona que invierta una importante cantidad de dinero para tener un dispositivo de última generación, e inclusive comprar planes que garanticen internet en todos lados. 

De acuerdo con los estudios las personas con nomofobia pueden presentar síntomas como irritación, estrés, ansiedad, miedo irracional, hasta síntomas físicos, como dolores de cabeza o estomacales (el cuerpo hablando lo que la mente guarda). 

Sin duda, hay que mencionar que esta fobia la puede presentar cualquier persona, sin importar su sexo, su edad o condición social, aunque es bien cierto que el grupo más vulnerable ante la nomofobia son los “nativos digitales”, estos infantes que desde que nacieron tienen contacto con pantallas.     

La nomofobia al igual que muchas otras fobias es curable, y como con toda fobia, uno de los tratamientos más aplicado y con resultados mayormente positivos, es la exposición al miedo, si consideras que eres una persona que padece de nomofobia o que podría estar cerca de padecerla, puedes implementar tiempos a tu rutina en la que dejes el celular completamente de lado, puedes apagarlo en lo que carga, en lo que tomas un baño o en lo que realizas tus deberes, esto te ayudará a reforzar la idea de que el celular no es algo imprescindible.  

También recuerda que, si tus malestares por la nomofobia o alguna otra fobia interfieren en tu calidad de vida y sientes que no eres capaz de afrontarlo solo puedes acudir con un psicólogo, el profesional te ayudará a crear las herramientas y la seguridad que necesitas para vencer tus miedos. 

 

 

 

Estefanía López Paulín
Contacto: [email protected]
Número:4881154435 

 

  

 

 

 

 

Botón volver arriba