Ciencia y Educación (destacadas)

Muere hombre que recibió trasplante de riñón de cerdo

*No hay indicios de que la muerte esté relacionada con el trasplante.

El mundo de la medicina enfrenta una pérdida significativa con el fallecimiento de Rick Slayman, el paciente que protagonizó el primer trasplante de riñón de cerdo a un ser humano vivo en la historia. Slayman, quien padecía de enfermedad renal en fase terminal, fue sometido a esta innovadora intervención en marzo del 2024 en el Mass General Hospital (MGH) de Boston, Massachusetts.

El procedimiento, que marcó un hito en el campo de la medicina, se realizó durante unas cuatro horas y fue llevado a cabo por cirujanos del MGH. El riñón de cerdo utilizado en la operación fue suministrado por la empresa de biotecnología eGenesis, con sede en Massachusetts, la cual lo modificó genéticamente para eliminar genes nocivos y agregar componentes humanos.

Aunque la operación fue un logro sin precedentes, la esperanza se vio truncada con el repentino fallecimiento de Slayman. El hospital emitió un comunicado expresando su pesar por la pérdida y señalando que no hay indicios de que la muerte esté relacionada con el trasplante.

El trasplante de órganos de una especie a otra, conocido como xenotrasplante, es un campo en crecimiento en la medicina. Si bien este avance ofrece una nueva esperanza para pacientes en lista de espera para trasplantes, también plantea interrogantes éticos y científicos.

El caso de Slayman, quien también había recibido un riñón humano en 2018, pero experimentó complicaciones años después, ha generado un debate sobre los límites y riesgos de esta tecnología. Aunque el trasplante se realizó bajo una política de «uso compasivo», que permite acceder a terapias experimentales, su desenlace pone de relieve la necesidad de un riguroso seguimiento y evaluación en este tipo de procedimientos.

La muerte de Slayman es una recordatoria de los desafíos y responsabilidades que conllevan los avances médicos más audaces. Mientras la comunidad médica lamenta su pérdida, su valentía y contribución a la ciencia seguirán siendo recordadas como un faro de esperanza para pacientes en todo el mundo.

 

Seguiremos informando.

Mostrar más
Botón volver arriba