Turismo (destacadas)Turismo y Gastronomia

Lugares para ver aves migratorias en México

Nuestro país es hogar de una asombrosa diversidad de aves, contando con la presencia de alrededor de mil 125 especies

En conmemoración del Día Mundial de las Aves Migratorias, celebrado el segundo sábado de mayo, nos sumergimos en la fascinante migración de aves que visitan México. Según datos de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), nuestro país es hogar de una asombrosa diversidad de aves, contando con la presencia de alrededor de mil 125 especies, de las cuales una tercera parte realiza movimientos migratorios a lo largo del año.

Entre los destinos privilegiados por las aves migratorias se encuentra la presa Valsequillo en Puebla, un territorio de 23 mil hectáreas que acoge a más de 240 especies de aves, siendo el 30% de ellas migratorias y procedentes de Estados Unidos y Canadá. Este lugar, según la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), sirve como refugio para descanso y alimentación de estas aves durante su migración, ofreciendo la oportunidad única de observar especies como el pato arcoíris, garzas tigre mexicanas, ibis blanco y rayador americano.

Al norte del país, el Área de Protección de Flora y Fauna Laguna Madre y Delta del Río Bravo se erige como un santuario vital para más de 450 especies de aves acuáticas, semiacuáticas y terrestres. Aquí, el 15% de las aves migratorias provenientes de Canadá y Estados Unidos encuentran refugio durante el invierno. Entre las especies destacadas por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) se encuentran el pelícano blanco, diversas especies de patos y gansos, incluyendo el ganso frente blanca, ganso canadiense, pato golondrino y la cerceta de alas azules.

En Puerto Vallarta, Jalisco, se puede disfrutar del avistamiento de unas 350 aves endémicas, muchas de las cuales son migratorias. Es un destino cada vez más reconocido por esta actividad, ofreciendo la oportunidad de observar gaviotas, pelícanos, golondrinas marinas, garzas, guacamayas y una variedad de colibríes.

La isla de Cozumel, con su Parque Nacional de Arrecifes, es otro punto destacado para observar aves migratorias. Durante los meses de octubre a marzo, especies como el colirrojo americano, chipe flameante, espátula rosada y patos canadienses, entre otros, encuentran resguardo del frío invernal en esta isla de 480 metros cuadrados.

Finalmente, en la región del Istmo de Tehuantepec en Oaxaca, se estima la presencia de aproximadamente 736 especies de aves, siendo un punto crucial en las rutas migratorias durante el otoño y la primavera. Aquí, millones de aves atraviesan esta zona, ofreciendo la oportunidad de avistar especies como gavilanes, aguilillas, gallaretas, grullas, cigüeñas, pericos, colibríes y muchos más.

La migración de aves, como señala la Asociación Red Colombiana de Reservas Naturales de la Sociedad Civil, es un fenómeno vital para estas especies, siendo su principal motivación la búsqueda de alimento durante el invierno. Desde la llegada del otoño, estas aves inician su viaje hacia climas más cálidos, aprovechando la generosidad de la biodiversidad mexicana para encontrar un refugio temporal.

Seguiremos informando. 

Mostrar más
Botón volver arriba