ColumnasColumnas (destacadas)

Háblate amorosamente

Ya en columnas anteriores hemos hablado de cómo todo el tiempo estamos pensando, ya sea planeando las actividades que haremos o recordando situaciones o personas, sin embargo, es más común de lo que se piensa tener un dialogo interno contigo mismo, por eso en la columna de hoy hablaremos acerca de los tipos de comunicación que tenemos con nosotros mismos, ya que, en muchas ocasiones, inconscientemente, se tiene una comunicación negativa y poco amorosa.  

El cerebro es una maquina muy sugestionable, cuando tú le dices que no puede hacer algo, el da por hecho que así es, muchas veces se ha comentado en artículos, la importancia de no decirles a tus hijos que son unos flojos, unos burros, etc. Y es porque cuando nosotros interiorizamos una voz que es cruel con nosotros mismos, estaremos en una constante lucha contra un enemigo que vive en nuestra cabeza, convirtiéndose en pensamientos autosaboteadores.  

Así como en muchos ejercicios de terapia que consisten en hablarte de manera positiva o hacerte cumplidos frente al espejo para mejorar tu autoestima, la comunicación negativa trae consigo efectos y secuelas, como la creación errónea de la autoimagen y mermas en la autoestima y la confianza.  

Es más común de lo que se piensa tener una comunicación negativa con nosotros mismos, regañarnos por cosas que nos salen mal, llamarnos con adjetivos hirientes e incluso desvalorizar nuestras capacidades, sin embargo, esto podemos cambiarlo poco a poco trabajando diariamente en ello.  

Lo primero por hacer, es detectar cuando no nos estamos hablando con respeto y amor, recordar que no tenemos que ser tan duros con nosotros mismos cuando cometamos un error, sino más bien reforzar el conocimiento que nos ayudará a no cometerlo nuevamente. 

Como lo mencione en el párrafo anterior, puedes hacer ejercicios frente al espejo, haciéndote cumplidos y hablándote amorosamente, muchas veces ni si quiera estamos acostumbrados a escuchar que nos hablamos así y es importante interiorizarlo para que se vuelva un hábito.  

Mantén en mente todos los beneficios que aportará a tu vida el hablarte de una manera más amorosa, esto ayudará en tu confianza, reforzará tu autoestima y amor propio. Recuerda que, aunque a veces cometamos errores que nos hacen enojarnos con nosotros mismos, es importante ser flexible, brindarnos amor y respeto. 

Muchos dicen que la carrera de la vida es contra ti mismo, y aunque este pensamiento motiva a trabajar en tu mejor versión diariamente, también puede crear una percepción de ti como tu propio enemigo, cuando la realidad es que, debemos aprender a acompañarnos, brindarnos amor y respeto, y no permitir que nuestra mente y pensamientos se conviertan en nuestro propio verdugo.  

Si llegas a tener una voz interna muy castigadora o negativa es importante asistir a terapia psicológica, pues de esta manera podrán recomendarte actividades o soluciones específicamente para ti, recuerda que no tenemos por qué ser nuestro propio enemigo.

 

 

Estefanía López Paulín
Contacto: [email protected]
Número: 4881154435 

Botón volver arriba