Ciencia y Educación (destacadas)

Estados Unidos busca regresar al horario de verano

*Durante ocho meses al año, busca reducir el consumo eléctrico.

Con el cambio de horario acercándose, es hora de ajustar nuestros relojes y recordar los entresijos del horario de verano. Dos veces al año, los relojes de todos adelantan o atrasan una hora, lo que plantea preguntas sobre su relevancia y futuro en Estados Unidos.

Contrario a la creencia popular, el horario de verano no se instituyó originalmente para favorecer a los agricultores, sino como un mecanismo para ahorrar energía al aprovechar mejor la luz solar. Este sistema, adoptado por más de 70 países, incluido Estados Unidos, durante ocho meses al año, busca reducir el consumo eléctrico.

En Estados Unidos, el horario de verano se inicia el segundo domingo de marzo, cuando los relojes se adelantan una hora, y termina el primer domingo de noviembre, cuando se retrasan una hora. Esta práctica se ajusta a las estaciones, adelantando los relojes en primavera y retrasándolos en otoño.

Si bien el horario de verano se implementó por primera vez durante la Primera Guerra Mundial, no fue hasta 1966 que Estados Unidos lo estandarizó. Desde entonces, ha habido extensiones y ajustes, como el que entró en vigor en 2007 bajo la administración de George W. Bush.

Actualmente, hay discusiones en el Congreso sobre la posibilidad de hacer permanente el horario de verano en todo el país. La «Ley de Protección del Sol», aprobada por el Senado en marzo de 2022, busca poner fin a los cambios de horario. Sin embargo, esta medida aún debe ser aprobada por la Cámara y firmada por el presidente Biden.

La efectividad del horario de verano ha sido objeto de debate. Si bien algunos estudios sugieren que puede ahorrar energía, otros cuestionan su impacto real. Además, existen preocupaciones sobre si el beneficio energético justifica las molestias asociadas con la implementación del sistema.

A medida que nos preparamos para ajustar nuestros relojes, el debate sobre el horario de verano continúa. Ya sea que persista o desaparezca, su legado y controversia seguirán siendo temas de discusión en el futuro cercano.

 

Seguiremos informando.

Mostrar más
Botón volver arriba