El tiempo - Tutiempo.net
Hoy es Jueves, 19 de Septiembre del 2019

Erika Briones en la mira de la ASE, despilfarra 14 millones en “gratificaciones”

* La perredista-navista, alcaldesa de Villa de Reyes, se asignó un sueldo 300% superior que su antecesor Juan Gabriel Solís quien ganaba 30 mil al mes
* La Auditoría Superior señaló que el secretario general del Ayuntamiento, el Tesorero, el contralor y el oficial mayor, no presentaron la documentación que respalde su preparación académica, como marca la Ley
* La administración de Irazema sólo informó a la CEGAIP, parcialmente, los gastos de octubre y noviembre de 2018, después no hay reportes en el portal de transparencia

septiembre 9, 2019 por Redacción
erika briones perez - villa de reyes

La revisión de las cuentas públicas 2018 por parte de la Auditoría Superior del Estado han dejado mal parada a la perredista-navista Erika Irazema Briones Pérez, alcaldesa de Villa de Reyes, toda vez que por concepto de gratificaciones, estímulos, compra de bicicletas y cobertores, le fueron observados un total de 13 millones 905 mil 341 pesos con 3 centavos, a lo que aún se debe contabilizar los programas y obras.

Irasema salió consentidora con sus colaboradores, todos radicados en San Luis y Soledad, que sólo acuden a Villa de Reyes una o dos veces por semana, casi que de paseo, pues sólo se quedan en sus oficinas una hora. El resto del tiempo se les puede ver en Plaza San Luis, Plaza Citadella, El Gran Central, el cine, el parque Tangamanga, en cafés fifís y demás lugares donde matan el tiempo en lo que llega la siguiente quincena.

Al manejo irregular del dinero del pueblo de Villa de Reyes se suma que la alcaldesa, que en apenas tres años que fue diputada federal, se acostumbro a la ropa de diseñador, a los zapatos costosos, a la joyería fina y a la comida en restaurantes fifís, por lo que los 30 mil pesos mensuales que ganaba su antecesor, Juan Gabriel Solís, le fueron insuficientes por lo que se asignó un sueldo de 99 mil 945 pesos, es decir 300% más que “el Panchillo”.

La ASE, además de las observaciones económicas, resaltó que Erika Irazema Briones, alcaldesa de Villa de Reyes, no acreditó la educación profesional de sus funcionarios como marca la Ley. El secretario general del Ayuntamiento, Oscar Pérez; la tesorera, Rosa Esmeralda Carrillo Rodríguez; el contralor, Rubén Morales Arellano; y el oficial mayor, Gustavo Sánchez Loredo, no presentaron, dentro de su documentación, la cédula profesional que los avale como licenciados en Derechos, Administración, Contador Público, como estipula, claramente, la Ley del Municipio Libre, por lo que, a menos de que acrediten los estudios, además de una sanción, los funcionarios brionistas, podrían ser destituidos y sometidos a un proceso de inhabilitación.

A la falta de respaldo académico del primer círculo de funcionarios de la perredista-navista, se suma que la ASE encontró que el secretario general del Ayuntamiento, Oscar Pérez; la tesorera, Rosa Esmeralda Carrillo Rodríguez; el contralor, Rubén Morales Arellano; y el oficial mayor, Gustavo Sánchez Loredo, cobraron cada uno un cheque por 558 mil 727 pesos con 40 centavos, sin que exista respaldo para su asignación.

La revisión de cuentas públicas 2018 encontró dichas irregularidades y observaciones sólo en los tres meses que corresponden a la administración de Erika Briones. Es decir, en 92 días la alcaldesa y sus funcionarios capitalinos y soledenses se despacharon con la cuchara grande a costa del dinero del pueblo de Villa de Reyes.

El despilfarro alcanza cifras inimaginables y la opacidad de la administración de Briones llega a tal nivel que a la página de transparencia sólo entregó datos correspondientes a octubre y noviembre de 2018, en los que, por supuesto, se omiten datos económicos. A partir de diciembre de 2018 a la fecha no existe, en el portal de la CEGAIP, ningún dato del Ayuntamiento de Villa de Reyes.

Los y las comisionados de CEGAIP, liderados por Paulina Sánchez Pérez del Pozo, se han convertido en cómplices de la falta de transparencia de Erika Briones, pues a pesar de que va casi un año del inicio de la actual administración, no han exigido la rendición de cuentas, tampoco han sancionado a la alcaldesa y mucho menos da cuenta de las innumerables solicitudes de información que no han sido respondidas, aunque poco se puede esperar de CEGAIP, toda vez que ni siquiera su página web funciona correctamente.

A pesar del despilfarro, la opacidad, los manejos irregulares y la falta de trabajo a favor del pueblo de Villa de Reyes, uno de los más pobres de San Luis Potosí, la alcaldesa Erika Briones busca que el Congreso del Estado le autorice un préstamo por 25 millones de pesos, aunque no presentó un solo proyecto que respalde el millonario endeudamiento.

Seguiremos informando.

Compartir en Whatsapp