Ciencia y Educación (destacadas)

El enigma detrás de la regla de los cinco segundos

*Es crucial mantener la higiene adecuada en la cocina y practicar buenos hábitos sanitarios.

La antigua regla de los cinco segundos, que afirma que es seguro comer comida que se ha caído al suelo si la recoges lo suficientemente rápido, ha sido objeto de debate durante años. ¿Pero qué dice realmente la ciencia al respecto?

Los investigadores han profundizado en este tema aparentemente sencillo, desafiando la validez de la regla de los cinco segundos. Donald Schaffner, científico de los alimentos de la Universidad de Rutgers, y su estudiante Robyn Miranda llevaron a cabo experimentos en condiciones diversas para probar la veracidad de esta regla. Descubrieron que la cantidad de bacterias transferidas a los alimentos no está determinada por el tiempo que pasan en el suelo, sino por la humedad de los alimentos y la superficie en la que caen.

Los alimentos húmedos, como la sandía, recogen más bacterias que los alimentos más secos, como el pan. Además, las superficies como alfombras o moquetas transfieren menos bacterias que las baldosas o el acero inoxidable. Esto ha llevado a una revisión de la idea de que la regla de los cinco segundos sea una guía confiable para la seguridad alimentaria.

Aunque la ciencia ha refutado la regla de los cinco segundos, ¿significa esto que comer alimentos del suelo es seguro? En la mayoría de los casos, comer alimentos que han caído al suelo no representa un riesgo significativo para personas con un sistema inmunológico saludable. Sin embargo, es crucial mantener la higiene adecuada en la cocina y practicar buenos hábitos sanitarios.

A pesar de la evidencia científica, es probable que la regla de los cinco segundos siga persistiendo en la cultura popular. Como señala Schaffner, la gente quiere que sea verdad. Al final, puede que la validez de esta regla resida más en la psicología que en la microbiología, proporcionando una excusa socialmente aceptable para consumir alimentos del suelo.

En última instancia, la decisión de comer alimentos que han caído al suelo puede depender más de si alguien está mirando que de la regla de los cinco segundos.

 

Seguiremos informando.

Mostrar más
Botón volver arriba