GONIERNO DEL ESTADO DE SAN LUIS POTOSI
Columnasvida sana (destacadas)

3 herramientas para superar el efecto spotlight

Por Estefanía López

En la columna anterior hablamos acerca del efecto spotlight que consiste en sentirnos observados y juzgados por todos todo el tiempo, esto en algunas situaciones puede ser limitante y sobre todo angustiante para la persona que lo padece, es por eso que hoy veremos 3 herramientas para superar el efecto foco:

  1. Practica la técnica de auto distanciamiento

Una de las herramientas más potentes para vencer el efecto de foco es hacer el ejercicio de ver la situación que estás viviendo desde una perspectiva externa.

Por ejemplo, si las cosas no salieron como esperabas en un negocio, emprendimiento o en un trabajo, piensa en que esto le sucedió a un amigo y pregúntate cómo te sentirías tú y qué tipo de cosas pensarías de esa persona, seguramente te sentirías mal y tendrías empatía con esa persona.

Lo más seguro es que no pensarías que esta persona es un perdedor o fracasado por tener un error, probablemente le ofrecieras ayuda y te pusieras en sus zapatos y pudieras entender que está pasando por una situación difícil.

Esta técnica te ayuda a reducir un poco la presión que puedes experimentar cuando estás bajo el efecto foco, al sentirte juzgado en todo momento, y te ayuda también a no sobrestimar la situación y a no sacarla de proporción para poder manejarla con más tranquilidad.

  1. Atrévete a pedir feedback

Si te sientes insegura con el look que llevas hoy, de una prenda en específico, o por una mancha que tienes en tu camisa, pregúntale a una persona de tu entera confianza y que sepas que su opinión es genuina y honesta, si se nota, cómo mejorarlo o directamente qué opina de eso.

Enfrenta ese miedo hacia lo que los demás piensan y a cómo los demás van a juzgar tu apariencia o lo que haces, pero eso sí, hazlo en un entorno seguro y privado.

Algunas personas evaden pedir feedback porque temen que esta respuesta sea negativa y no poder manejar la vergüenza, pero yo te invito a hacer ese experimento para que te des cuenta de que ni siquiera la gente se ha dado cuenta de esa manchita en tu camisa o de que no llevas maquillaje, seguramente hasta te darán un feedback diferente que te hará sentir bien.

La validación externa no siempre es negativa.

Si bien sabemos que NO debemos darles todo el peso a las opiniones de los demás, algunas veces, como en este caso, nos ayudan a lidiar con nuestros miedos internos y a ver que no son tan grandes como los imaginamos.

  1. Intenta salir de tu mente

Algo que suelo hacer para salir de mi mente y externalizar la experiencia es intentar ver las cosas desde un punto de vista más racional, además de tratar de ser más observadora.

Por ejemplo, fíjate un poco más en las reacciones de las otras personas cuando se encuentran con amigos, incluso en tus propias reacciones cuando vas a tomarte un café con una amiga. Estoy segura de que verás que hay más sonrisas, miradas de admiración, de cariño, genuina curiosidad por saber cómo están, abrazos, risas, quizá bromas, pero muy pocas veces vas a ver miradas de juicio sobre lo que llevan puesto o cómo se ven.

Date la tarea de ver un poco más a las personas en la calle, cada quien va a en su propia burbuja, ensimismado, quizá con audífonos, leyendo en el metro o teniendo una conversación telefónica mientras camina; cada quien en lo suyo.

Estos ejercicios tan simples son perfectos para que te des cuenta de que cada quien es protagonista de su propia historia.

 

Estefanía López Paulín
Contacto: [email protected]
Número: 4881154435

Mostrar más
Botón volver arriba