Columnas (destacadas)

Utiliza esta técnica para memorizar

Por Estefanía López

Estudiar y memorizar grandes cantidades de información puede ser un desafío significativo para estudiantes y profesionales por igual. La capacidad de retener datos de manera efectiva no solo mejora el rendimiento académico, sino que también es esencial en diversas áreas de la vida cotidiana y profesional.  

Diversas técnicas mnemotécnicas han sido desarrolladas a lo largo de la historia para facilitar este proceso, siendo el método del palacio de la memoria una de las más antiguas y efectivas. Esta técnica se basa en la creación de asociaciones visuales con lugares familiares, permitiendo organizar y recuperar información de manera más eficiente y duradera. 

El método del palacio de la memoria, también conocido como el método de loci, es una técnica mnemotécnica utilizada desde la antigüedad para mejorar la capacidad de retentiva. Esta técnica consiste en asociar la información que se desea recordar con ubicaciones específicas dentro de un espacio familiar, creando así un recorrido mental que facilita la memorización. 

Para crear un palacio de la memoria, lo primero es seleccionar un lugar que conozcas bien, como tu casa o cualquier otro edificio familiar. Este espacio se divide en distintas habitaciones o zonas, y en cada una de ellas se colocan mentalmente los elementos que deseas memorizar.   

Por ejemplo, puedes imaginar tu sala llena de los personajes más influyentes en la historia de la revolución mexicana, mientras en tu cocina puedes guardar conceptos en otro idioma que estes estudiando.  

La clave está en utilizar elementos visuales impactantes y absurdos para representar la información. Si necesitas recordar una lista de compras, podrías imaginar un león gigante en medio de tu sala de estar comiéndose las cosas que necesitas del super.  

Uno de los principales beneficios de este método es su capacidad para mejorar la retención a largo plazo. Estudios han demostrado que la memoria espacial y visual, al ser utilizadas conjuntamente en la creación de un palacio mental, potencian significativamente la capacidad de recordar información compleja. 

Un aspecto esencial a la hora de memorizar es la creación de una ruta específica a través del palacio. Esta ruta debe ser seguida de manera consistente cada vez que se recorra el palacio mental. Por ejemplo, siempre comenzar por la puerta principal y seguir en sentido horario por las habitaciones ayuda a reforzar la memoria espacial y a evitar la confusión. 

Las asociaciones visuales deben ser lo más vívidas y únicas posible. Imagina, por ejemplo, una bruja preparando una pócima en tu sala de estar para recordar una fórmula química. Cuanto más absurda y detallada sea la imagen, más fácil será recordarla. 

La implementación de esta técnica requiere práctica. La repetición y el repaso periódico de la ruta y las imágenes son cruciales para asegurar que la información se mantenga fresca en la memoria. 

 

Estefanía López Paulín 
Contacto: [email protected]
Número: 4881154435 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mostrar más
Botón volver arriba