El tiempo - Tutiempo.net
Miercoles, 22 de Mayo del 2019

Una tradición de fe, el Señor de Esquipula de Villa de Pozos

*La familia Zárate alberga al Cristo morenito desde hace varios años.
*La gente lo visita y le pide milagros, siempre regresan para agradecerle.

abril 18, 2019

Por: Ana Dora

A casi 20 minutos de la capital potosina se ubica la Delegación de Villa de Pozos, un lugar lleno de historias y de coloridas tradiciones. Durante Semana Santa  se realiza la Procesión de Cristos, donde familias originarias de la comunidad peregrinan por las calles  cargando  figuras de cristos de caña. La Procesión llena de colorido y música llega hasta la entrada de la Parroquia de San Francisco de Asís, en pleno centro de Pozos.

Nos trasladamos hasta Pozos para conocer sobre esta tradición, la gente entusiasta nos platicó de la organización. En el jardín principal una señora chapeadas por el sol nos dijo: “Si quieren conocer al cristo principal caminen toda esa calle hasta llegar a una casa amarilla, ahí está el morenito”.

Caminamos varias cuadras hasta llegar a la casa de la familia Zárate, doña Petra, la matriarca, nos permitió entrar a su hogar. Mientras hacía deliciosas enchiladas nos fue platicando la historia del Señor de Esquipula, un Cristo milagroso.

Alrededor del año 1900 llegó a ese localidad don Abundio Zárate, al comprar un terreno se percató que en la parte frontal había una figura, se trataba de un cristo negrito, el Señor de Esquipula. Lo acicaló y le  construyó una capilla, que es la que hasta ahora conserva. Desde entonces cientos de fervientes católicos acuden a este hogar a pedirle algunos milagros, como sanar enfermedades, sacar a familiares de adicciones, protegerlos en viajes, entre otros.

Doña Petra recuerda muy bien que cuando era niña, un hombre tocó a la puerta solicitando entrar con el Cristo morenito, éste venía desde Veracruz, agradecido porque según su relato el Señor de Esquipula lo liberó de la cárcel, al ser aprisionado de manera injusta. El hombre  les narró a doña Petrita y su mamá que un viejito morenito fue y lo sacó de aquélla prisión, y que le dijo que si algún día le iba a agradecer la manda que fuera a San Luis Potosí en Villa de Pozos  a una casita de adobe lugar donde estaba. Y así fue, el hombre fue a agradecerle su libertad.

Al Cristo morenito lo cuidan todos los integrantes de la familia Zárate, entre los nietos y sobrinos le dan mantenimiento a la capilla, los más pequeños, los niños ya conocen el relato y lo comparten con los visitantes que llegan a rezar.

Cada año se le da mantenimiento por estas fechas, para la Procesión de Cristos, cerca de 100 voluntarios de diversas partes de San Luis acuden para cargarlo durante la procesión, músicos de la Huasteca potosina llegan para darle un toque especial a esta tradición. el viernes Santo a las 3 pm familias con otros cristos se reúnen afuera de la casa de los Zárate, y es ahí donde comienza la Procesión, caminan por las calles de Pozos hasta llegar a la Parroquia de San Francisco de Asís, esto forma parte del Patrimonio Cultural que poseemos los potosinos.

Doña Petra quiere que la tradición se conserve en las siguientes generaciones, es por ello que inculca valores a sus nietos y sobrinos, para fomentar esta tradición de fe.

Seguiremos informando…

Compartir en Whatsapp