El tiempo - Tutiempo.net
Hoy es Lunes, 29 de Noviembre del 2021

Un estado

Por: Carlos Pérez García

junio 26, 2021 por Redacción

Para Sinaloa o Michoacán las graves irregularidades en la elección de gobernador fueron tan evidentes como los excesos de gasto, las boletas desparecidas, las violaciones en la custodia y las integraciones indebidas de casillas en San Luis Potosí. Miren, en este último caso, se ha dado una amplia difusión de los enredados antecedentes del gobernador electo con un perfil que genera dudas.

El populismo de Ricardo Gallardo no es tan distinto al del líder nacional de la 4T, aunque el potosino resulta más burdo y regalador… promete demasiadas cosas gratuitas y eso sale contraproducente. Además, en Economía nada es gratis, pues todo lo paga alguien (con impuestos, mayormente).

Claro, en San Luis hay quienes se preguntan cómo llegamos a esta situación tan comprometida. Aquí han jugado muchos factores o acciones y omisiones a lo largo del tiempo.

Recuerdo hoy las palabras del entonces gobernador Fernando Toranzo en 2015 poco antes de terminar su mandato, con elogios desmedidos que parecían legitimar e inmunizar a esa cuestionada familia (padre e hijo). Más adelante esos cándidos designios fueron confirmados por las decisiones de otros, hasta llegar a las disyuntivas actuales.

No veo país alguno en el que, después de un período inicial de esperanzas y espejismos, el populismo no haya traído una degradación de la economía y la sociedad. Algunos críticos incluso lo llaman “socialismo o comunismo”, aunque esto sólo proporciona municiones en contra de los “conservadores o ultraderechistas”.

El populismo implica simulaciones y desviaciones, tanto en lo nacional como a nivel local. Fíjense que AMLO ha dicho: si populismo se refiere a ayudar a los pobres, yo soy populista. Pero ayudarlos en realidad viene a ser mucho más complejo que dar dinero pues no bastan las buenas intenciones ni los discursos o autoengaños… se requiere una mejor estrategia presupuestal con promoción de inversión y empleos.

Aquí podemos citar que esa fórmula es tan negativa porque en ella predomina la política como espectáculo, y deja en un segundo plano la solución de los problemas reales de los pobres (el pueblo), que resultan indispensables para gobernar y afianzarse. Así, prefieren que sean más los pobres, no que disminuyan y pasen a la clase media con educación y empleos productivos.

También, ojo, el populismo y el narcotráfico se necesitan el uno al otro, tal cual se ha visto en países como Venezuela o ahora en México con las elecciones y el reconocimiento presidencial a la delincuencia organizada (‘se portó bien’). Todo ello no tiene nada de ideológico (conservador o clasista), pero nos revela mucho.

* ES MUY INTENSA LA demanda para que el Ejecutivo Federal reactive la revisión de la UIF en cuanto a las cuentas asociadas al gobernador electo, Gallardo Cardona, hacia la resolución que viniera al caso: una exoneración, o las acciones legales que pudieran corresponder en varias instancias, todo eso más allá de lo político. La idea básica es que se libere de sospechas al nuevo mandatario que toma posesión en tres meses, el domingo 26 de septiembre.

El fuero no debe operar antes de ese día y se trata de aprovechar este lapso para que los potosinos puedan tener confianza en sus autoridades ante un sinnúmero de campañas de desprestigio o cuestionamientos lógicos. Si la decisión de investigar y actuar le toca al presidente, que sea él quien la tome o deje de hacerlo bajo su responsabilidad legal y política. No es nada personal… viene a ser un reclamo que es compartido por los mexicanos que anhelan legalidad, seguridad y estabilidad.

En fin, sabemos que la impunidad desalienta al ciudadano e incentiva la corrupción en el gobierno y entre la sociedad, lo cual ha costado mucho a todos y nos puede costar aún más en el futuro. No sólo están los riesgos de reincidencia sino la desconfianza de importantes sectores de la población, incluso los inversionistas que generan empleos, por lo que es fundamental que esto se esclarezca para bien.

Igual, se tiene la opción de nulidad de la elección, que por cuatro causas ha demandado la coalición que perdió, aunque traería repercusiones que ya habíamos dejado atrás: Se tendría que nombrar un gobernador interino y que el Congreso del Estado convoque a elecciones extraordinarias para julio de 2022 con otros candidatos. O hay exoneraciones, oigan, o habría que buscar el mal menor.

cpgeneral@gmail.com

@cpgarcieral