México y el mundoMéxico y en el Mundo (destacadas)

Más de tres millones de personas padecen depresión en México

*Más del 4% de la población mundial vive con depresión

La depresión, una enfermedad mental que afecta profundamente la calidad de vida de millones de personas en México, sigue siendo un desafío significativo en el panorama de la salud pública del país. Según un estudio realizado por los Servicios de Atención Psiquiátrica (SAP) de la Secretaría de Salud en 2021, se estima que aproximadamente 3.6 millones de adultos mexicanos padecen depresión, con un uno por ciento de estos casos clasificados como severos.

Estas cifras alarmantes son solo una parte de un problema mundial aún más grande. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más del 4% de la población mundial vive con depresión, y este trastorno representa la cuarta causa de discapacidad en términos de pérdida de años de vida saludable. En México, la depresión ocupa el primer lugar en discapacidad para las mujeres y el noveno para los hombres.

La depresión se manifiesta a través de una serie de síntomas que incluyen tristeza persistente, pérdida de interés o placer en actividades habituales, sentimientos de culpa, trastornos del sueño y la alimentación, fatiga y dificultad para concentrarse. En su forma más grave, puede conducir al suicidio, lo que la convierte en una preocupación de salud pública urgente.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), más de 34 millones de personas en México han experimentado sentimientos de depresión, con una notable diferencia de género. Las mujeres tienden a experimentar niveles más altos de depresión, posiblemente debido a una combinación de factores biológicos y sociales, como cambios hormonales, responsabilidades familiares y la exposición a la violencia de género.

El ciclo de la vida también juega un papel crucial en la prevalencia de la depresión. Desde niños y adolescentes hasta adultos mayores, cada grupo demográfico enfrenta sus propios desafíos. Por ejemplo, aproximadamente seis millones de niños y adolescentes en México sufren de depresión, mientras que los adultos mayores, debido a cambios en su vida como la jubilación o la pérdida de seres queridos, también son vulnerables a esta enfermedad.

Además de los desafíos biológicos y emocionales, la depresión está intrínsecamente ligada a factores socioeconómicos, como la violencia, la pobreza y la falta de acceso a la atención médica adecuada. A menudo, los estigmas sociales en torno a la salud mental pueden dificultar que las personas busquen ayuda, lo que agrava aún más la situación.

Para abordar este desafío de manera integral, es crucial fomentar una cultura de prevención y conciencia sobre la salud mental en toda la sociedad mexicana. Iniciativas como «Enfrentar la depresión», un ciclo de actividades organizado por Universum, Museo de las Ciencias, buscan educar y concientizar sobre la depresión, así como proporcionar recursos y apoyo para aquellos que la padecen.

Los esfuerzos conjuntos de médicos, psicólogos, pacientes y la sociedad en su conjunto son fundamentales para abordar este problema de manera efectiva. La detección temprana, el acceso a tratamientos adecuados y la eliminación de estigmas son pasos críticos hacia la construcción de una sociedad más saludable y comprensiva para quienes luchan contra la depresión.

En última instancia, enfrentar la depresión requiere un enfoque holístico que aborde tanto los factores individuales como los sistémicos que contribuyen a esta enfermedad. Con la colaboración y el compromiso de todos los sectores de la sociedad, es posible proporcionar un camino hacia la esperanza y la recuperación para aquellos que enfrentan este desafío.

 

Seguiremos informando.

Mostrar más
Botón volver arriba