El tiempo - Tutiempo.net
Hoy es Domingo, 21 de Julio del 2019

Todo lo que debes saber si no quieres engordar estas vacaciones

* Si vas a salir de viaje esta Semana Santa, ten en cuenta estas recomendaciones para que, cuando vuelvas, no tengas que pelearte con la báscula

abril 13, 2019
sliderpeso

Las vacaciones de Semana Santa suponen un buen momento para desconectar y coger fuerzas. Muchos eligen este descanso para viajar, descubrir nuevos lugares y elegir destinos, a veces, exóticos, otras veces menos, pero casi siempre lguares donde seguir a rajatabla nuestra dieta se convierte casi en misión imposible. Y es que las vacaciones conllevan una ruptura de los buenos hábitos alimenticios que hemos adquirido durante el resto de año. Aunque no pase nada por saltárnoslos unos días, en la medida de lo posible, es importante mantenerlos. La nutricionista y colaboradora de ¡HOLA!, Marta Lorenzo, nos da una serie de recomendaciones para seguir comiendo bien en vacaciones.

Pautas dietéticas para comer bien en vacaciones

Tener una rutina es bueno, pero a veces, conseguir romperla, también lo es. Esto suele pasar cuando tenemos unos días de fiesta que queremos aprovechar al máximo y, de esta manera, desconectar, disfrutar con familia o amigos, conocer lugares inolvidables y vivir momentos únicos.

Pues bien, llega la Semana Santa, unos días de descanso ideales para recargar pilas y poder continuar después  al 100% con nuestra rutina. El inconveniente de todo esto suele estar relacionado con la dieta, puesto que cuando salimos de casa es difícil mantener una alimentación equilibrada y, sobre todo sana, provocando que podamos coger unos kilitos de más. Aunque, si tenemos un poco de cuidado, podemos conseguir mantener nuestro peso de tal manera que podamos disfrutar de la gastronomía del lugar que visitamos, pero sin que a la vuelta mantengamos, de nuevo, una guerra con la báscula.

Estas recomendaciones pueden ayudarte a comer sano y no engordar:

  • Bebe agua con frecuencia, pero poco a poco. Beber mucha agua puede resultar incómodo por la necesidad de ir al baño. Pero si no lo hacemos vamos a fomentar la hinchazón además del estreñimiento. Lo mejor es beber sin darnos el atracón, hazlo despacio, a sorbos, pero de forma continua.
  • ¡Cuidado con los dulces y postres! Especialmente, con los productos típicos de estas fechas, como las tradicionales torrijas. Si se comen con moderación, no pasa nada, pero en grandes cantidades pueden ser las responsables de esos kilitos de más. Es, además, aconsejable no tomarlas por la noche, ya que el exceso de azúcar, que no puede ser metabolizado por el organismo, acaba convirtiéndose en grasa. Lo ideal es que se disfruten en el desayuno o en la merienda.
  • Camina y haz ejercicio. No es necesario que corras una maratón en Semana Santa. Basta con que dediques unos minutos a caminar, es decir, a estar activa. Si vas a hacer turismo por la ciudad, te será más fácil. Pero si habéis escogido un plan menos activo, en algún momento aprovechad para dar un paseo ya sea por la playa, montaña o cualquier otro entorno. Esto no solo os ayudará a manteneros, sino también a desconectar, relajaros e, incluso, a meditar. Evita, por tanto, centrar las vacaciones, únicamente, en comer, y busca alternar el placer gastronómico con otras actividades más activas como pasear, hacer ejercicio, visitar lugares emblemáticos, etc.
  • Elige lo mejor. Intenta optar, en la mayoría de las ocasiones, por platos que contengan verduras y, como segundo, decántate por el pescado. Además que no falten los alimentos ricos en fibra, como la verdura, los cereales y la fruta, ya que en vacaciones hay más riesgo de estreñimiento. Si vas a estar todo el día de visita, córtala en trocitos y llévatela como tentempié. Te ayudará a evitar el picoteo poco saludable.

Para contrarrestar las calorías

De todos modos, como recordamos siempre los profesionales de la dietética y nutrición, lo que verdaderamente importa es la dieta global. Por ello, si un día te pasas, al día siguiente puedes compensar las calorías ganadas comiendo más ligero y, sobre todo, haciendo más ejercicio. Así que, disfruta de las merecidas vacaciones, intenta prestar atención a lo que comes pero sin obsesionarte y, al volver de ellas, recupera el buen hábito de comer más sano. Si has engordado y lo consideras necesario consulta con un nutricionista para que te ayude a adelgazar.

Compartir en Whatsapp