ColumnasColumnas (destacadas)

Tiempo Divino

Si estás leyendo esto es porque te encuentras en el momento divino, así es como Los Ángeles nos enseñan que la sincronía de las situaciones que ocurren en nuestra vida son en el momento correcto, por lo que no puede haber error en ello.
Probablemente te preguntes, si estás pasando por un momento complicado de tu vida, ¿cómo puede ser un momento correcto? Bien, Los Ángeles nos enseñan que los milagros son momentos que sacuden nuestra existencia, ayudándonos a no regresar al tiempo-espacio donde la toxicidad de las cosas enfermaba poco a poco nuestra vida.
O puede que estabas desviándote de tu misión de vida y era necesario regresar al camino del amor. Hace unos días una paciente, preguntaba ¿por qué le pasaban este tipo de cosas que la afligían? Los Ángeles le mostraron que había olvidado amarse, respetarse y estaba obligando a su alma a despegarse de su verdadero propósito.
La mujer comenzó a llorar, pues tenía aproximadamente 20 años sin tomar unas vacaciones, disfrutar de su casa, reír a carcajadas y hacer lo que realmente le gustaba que es pintar. Me contó cómo había arrumbado sus cuadros y pinturas en un cuarto donde no daba el sol, y me dijo: “Así como arrumbé mis pinturas lo mismo hice con mi vida, pues trabajo en un lugar donde no me da el sol, a veces siento que huele feo”.
Justo hoy donde te encuentras es un momento divino, pues si Dios, Universo o como quieras llamarle a esta energía inmensa creadora de todas las cosas se encuentra en todos lados, no puede no estar en tu vida, en la situación que estás viviendo.
Acepta la ayuda que el cielo te manda, muchas veces los milagros son bloqueados porque no aceptamos la ayuda de quienes menos lo esperamos. Piensa por un momento, cuantas oportunidades has dejado ir en tu vida, por no querer hablar con sinceridad, por creer que tu puedes solucionarlo solo, porque creíste que no era importante tu situación o simplemente porque pensaste que nadie te entendería mejor que tú.
No seas como el personaje del cuento que ve a su ciudad que se está inundando y pide a Dios que le ayude a salir sano y salvo de allí, cuando de pronto pasa una lancha donde va la persona con la que más conflictos había tenido y le dice: “Vamos, sube a la lancha salgamos de aquí”, y el hombre responde, “no, estoy esperando un milagro”. Enseguida desconocidos le gritan; “Vamos, sube a nuestra lancha”, a lo que responde: “No, Dios me va a salvar”. El agua sigue subiendo y muere. Cuando está en el cielo, le reclama a Dios y le dice “Por qué no me salvaste?, a lo que Dios responde “Te mandé dos posibilidades para salir de allí y las rechazaste, pues tu fe estaba puesta en como tu querías que sucedieran las cosas que olvidaste que los milagros son inesperados y muchas veces vienen de la forma más extraña, pues quien te los facilita no importa quien sea, es un instrumento de amor para tu salvación”.
Los Ángeles te recuerdan que, el tiempo es tu aliado, porque todo momento es divino.
Puedes usar la siguiente afirmación:
“El momento en el que me encuentro es Divino y perfecto, nada malo puede ocurrir, pues el cielo y sus ángeles cuidan de mi”.
Encuéntrame en www.facebook.com/JuanjoFlores444/y www.facebook.com/almazengaia/

Mostrar más
Botón volver arriba