Ciencia y Educación (destacadas)

El Sudario de Turín; entre la fe y la ciencia

Ubicado en la Catedral de la ciudad italiana que lleva su nombre, este manto es objeto de estudio y controversia

El misterio que rodea al manto sagrado, una de las reliquias que se cree haber dejado la pasión de Cristo, continúa siendo tema de debate entre creyentes e investigadores que buscan demostrar su origen y autenticidad.

Ubicado en la Catedral de la ciudad italiana que lleva su nombre, este manto es objeto de estudio y controversia. Se dice que muestra las señales de los daños físicos sufridos por Jesús tras ser crucificado, además de revelar rasgos de su rostro, representando así uno de los elementos que podrían dar evidencia de su sufrimiento.

Según antiguos escritos, después de la crucifixión de Jesús, su cuerpo fue limpiado y envuelto en un manto lo suficientemente largo para cubrirlo por completo. Para evitar rumores sobre su resurrección, las autoridades romanas a cargo de Pilatos decidieron guardar el cuerpo en una tumba sellada con una roca pesada, similar a una cueva.

Sin embargo, la autenticidad del manto sigue siendo objeto de disputa. Mientras algunos creyentes sostienen que es el mismo que cubrió el cuerpo de Jesús, otros lo consideran falso. A pesar de las opiniones encontradas, el manto sagrado sigue siendo un símbolo de fe y esperanza para muchos fieles.

Seguiremos informando. 

Mostrar más
Botón volver arriba