Ciencia y Educación (destacadas)

El Sol se prepara para invertir su campo magnético

¿Qué podemos esperar?

Comencemos por decir que el hecho de que el campo magnético del Sol esté próximo a invertirse no es una sorpresa para los científicos, por el contrario, es parte de un periodo normal de nuestra estrella. Te sorprenderá saber, también, que la última vez que algo así sucedió fue en 2013. Aclarados esos puntos, vamos a explicar por qué pasa esto y qué podemos esperar.

Bien, lo que ya se anuncia, sin una fecha exacta, es parte de lo que conocemos como “máximo solar”, un periodo regular en la vida del Sol, que acontece cuando su campo magnético se invierte por completo, convirtiendo a su polo norte en su polo sur y viceversa.

Este suceso, en el periodo actual, se adelantó, dando sus primeros signos a finales de 2023, siendo que se esperaba que estos llegarán hasta 2025. Aunque lo que está por pasar es el punto neurálgico del máximo solar, este periodo no se limita a ello. Todo lo implicado durante su curso corresponde a una actividad solar incrementada, misma que tiene a manchas ardientes de plasma y a corrientes de potente radiación como sus principales manifestaciones.

En suma, el máximo solar y todas sus consecuencias son un evento que ocurre, aproximadamente, cada 11 años.

Causas y consecuencias

En una serie de entrevistas realizadas por Space.com a especialistas de universidades, como Stanford, se dieron a conocer detalles importantes acerca de esto.

En relación, se puede decir que, a pesar de que cada vez se conocen mejor los ciclos del Sol, todavía quedan muchas dudas. Por ejemplo, Phil Scherrer, físico solar de la Universidad de Stanford, dice que aún no se dispone de una descripción matemática consistente de lo que ocurre y que, mientras esta no esté disponible, no es válido mencionar que se entiende realmente el fenómeno.

El mismo medio apunta que el vuelco del campo magnético solar no es instantáneo; es una transición gradual que, por ello, no goza de un “momento concreto”.

Finalmente, los expertos de la fuente citada dicen que el clima espacial puede ser más intenso cuando el campo magnético atraviesa por este cambio. Y, otra consecuencia previsible, lejos de ser un riesgo, supone un beneficio. Esto a razón de que la inversión puede ayudar a proteger a la Tierra de los rayos cósmicos galácticos, que dañan a las naves espaciales y perjudican a los astronautas en órbita.

 

Seguiremos informando.

Mostrar más
Botón volver arriba