Columnas (destacadas)

Seis mitos acerca del autismo

Son muchos los mitos que, hasta el día de hoy, perduran en torno al autismo y a las personas autistas. Sin embargo, cada día se hace más visible la necesidad de conocer para comprender. Solo desde el conocimiento de la singularidad y especificidad de la condición se podrán comprender las necesidades del colectivo y dejar a un lado los prejuicios, avanzando en su participación social y en la igualdad de oportunidades. 

Entre los mitos que existen sobre el autismo radican: 

  1. El autismo es una enfermedad.

El autismo es una condición de origen neurobiológico relacionada con el desarrollo del sistema nervioso. No es una enfermedad que se contagie o que pueda contraerse en un momento determinado de la vida. Por tanto, una persona con autismo no está enferma, sino que presenta una condición que le acompañará durante toda su vida. 

  1. El autismo se puede curar.

El TEA acompaña a la persona durante toda su vida por lo que no existen “remedios milagrosos” que puedan curar el trastorno. Sin embargo, la calidad de vida de las personas autistas puede mejorar gracias a tratamientos psicoeducativos basados en la evidencia científica, que permitan fomentar sus competencias y habilidades (siempre de manera individualizada y adaptada a las distintas etapas de su desarrollo vital) para adaptarse mejor al entorno social. 

  1. Las personas con TEA prefieren permanecer aisladas.

Las personas autistas tienen interés en relacionarse con los demás, pero, en ocasiones, sus diferencias en la comprensión y manejo de las situaciones sociales dificultan que puedan establecer relaciones. Además, algunas personas con autismo pueden ser más sensibles a determinados estímulos sensoriales (táctiles, visuales, sonoros), por lo que pueden no sentirse cómodos ante algunas situaciones que implican, por ejemplo, un contacto físico directo. 

  1. El autismo lleva asociados rasgos físicos diferenciadores.

Las personas con TEA no presentan ningún rasgo físico diferenciador en su apariencia externa. El autismo solo se manifiesta a nivel de las competencias cognitivas y del comportamiento de cada persona. 

  1. El TEA lleva asociada una discapacidad intelectual.

El autismo se manifiesta de manera diferente en cada individuo con relación a diversas características, como es el caso de su capacidad intelectual. Algunas personas con autismo pueden presentar discapacidad intelectual asociada, mientras que otras pueden mostrar capacidades esperadas para su edad o incluso por encima de lo esperado. 

  1. El TEA se presenta más en hombres que en mujeres.

Tradicionalmente se ha observado un mayor número de diagnósticos en hombres que en mujeres, por lo que se ha considerado el autismo como un trastorno mayoritariamente masculino. Sin embargo, el aumento del diagnóstico en niñas y mujeres en los últimos años, especialmente en aquellas sin discapacidad intelectual asociada, hace que se esté cuestionando esta afirmación. 

Por suerte, cada vez se conoce más sobre el trastorno y poco a poco se van tumbando aquellos mitos que por años hemos tenido sobre las personas con TEA. 

 

Estefanía López Paulín  
Contacto: [email protected]
Número: 4881154435 

Mostrar más
Botón volver arriba