SLPTitulares

Tribunal acepta prueba superveniente, el abogado Aguilar Hernández se convierte en testigo

Por Ana Dora

Han transcurrido tres semanas del juicio que se lleva en el Centro Integral de Justicia Penal contra Eduardo “Cayeyo” por su presunta participación en el homicidio de Eugenio N.

Lapso en el que han comparecido  alrededor de 30 testigos, entre ellos el Comisario Guadalupe Castillo y el Fiscal General Federico Garza.

Se han presentado ante ese Tribunal pruebas ofertadas por ambas partes como fotografías, prendas de vestir, infografía de la mecánica de hechos y hasta hace unos días un vídeo.

El pasado jueves 9 de mayo, se llevó a cabo la audiencia en la que la Defensa y la representación social, la Fiscalía, debatieron para que el Tribunal aceptara o no, un vídeo que se hizo público desde el lunes pasado en el portal de noticias www.códigosanluis.com. Antes del debate Cayeyo fue traslado a la clínica del  CEPRERESO por presentar una crisis de ansiedad.

Así se desarrolló el debate:

El abogado defensor Álvaro Ramírez solicitó al  Tribunal  aceptara la prueba superveniente puesto que está relacionada con los hechos en cuestión, argumentó que en el vídeo aparecen personas que han declarado durante el desahogo de testimoniales y que en ese material audiovisual sobresalen hechos de “alteración de evidencia y manipulación de investigación”. De acuerdo a la Defensa, el vídeo se obtuvo de dos maneras.

La primera, indica que el pasado domingo 5 de mayo el abogado postulante Rafael Aguilar Hernández al salir de su despacho ubicado en el Centro Histórico fue abordado por un motociclista con casco que le entregó un sobre amarillo y le dijo: “tenga, le puede servir para el asunto que lleva de El Cayeyo”, y que éste se identificó como Agente de la Policía Ministerial, sin dar más datos  o información, inclusive jamás se quitó el casco. A esto, Aguilar Hernández llamó a su colega Marco Polo Méndez  para verificar el contenido del sobre e iniciar la cadena de custodia.

La segunda forma de obtención del vídeo, fue por la publicación  hecha en  el portal Código San Luis, en su canal de Youtube, por esta vía el abogado Rafael Aguilar tuvo conocimiento del material audiovisual, a pesar de que horas después fue bloqueado por el fuerte contenido.

Por último Álvaro Ramírez ofreció como testigo al abogado  Aguilar Hernández para aclarar la obtención del video.

Por su parte Fiscalía rebatió los pasados argumentos, diciendo que era necesario excluir el vídeo y el testimonio del defensor puesto que el material audiovisual era ilícito “Se obtuvo violentando los Derechos Fundamentales”.   Que de acuerdo a lo dicho por la Defensa, fue entregado por un Agente de la Policía Ministerial y que eso constituía   un delito de corrupción, porque debió entregarlo a la autoridad. Además de que se desconoce la autenticidad del material.

Respecto a la publicación de Código San Luis, la Fiscalía dijo que fue violatorio a los Derechos Fundamentales, que el  Medio de Comunicación era conocedor de no revelar información confidencial mencionada  en el juicio.

Que se ha re victimizado  y obstruido el Derecho a la Justicia. Y que, los Derechos  a la Información y a la Verdad no son absolutos “hay límites”. Que la publicación está editada y que no debía  ser admitida.

Al finalizar, solicitó la voz el Asesor de la víctima,  dijo que el material audiovisual no se podía tomar como auténtico y citando una tesis indicó que las pruebas deben de ser reconocidas por los participantes.

Finalmente, la Defensa retomó el uso de la voz y señaló  a la Fiscalía como responsable  de violentar los Derechos Humanos de la víctima y de Cayeyo, puesto que Policías, Agentes del Ministerio Público y Peritos ocultaron el video.  Que el portal Código San Luis no violó lo indicado por el Tribunal,  porque cada nota informativa firmada por la reportera ha sido respetuosa en no difundir datos confidenciales que se manifiestan durante el desarrollo del juicio.

El  abogado defensor finalizó diciendo “La sociedad potosina tiene derecho a saber cómo se realizan los juicios”.

Casi a las 11 de la noche,  de manera unánime el Tribunal aceptó el vídeo como prueba superveniente, se indicó  que fue presentado en tiempo, que el contenido  sí tiene relación con los hechos; acerca de  la autenticidad del material, se mencionó que eso es materia de análisis posterior con la carga de la prueba  a la Fiscalía.

Acerca de las imputaciones a   Código San Luis, el Juez informó que no hubo desacato, por último se admitió el testimonio del defensor Rafael Aguilar.

Con el video aceptado, la Fiscalía solicitó 3 días para preparar evidencia y refutar la prueba, pero el Tribunal  no admitió la petición por lo que en ese momento se desahogó el órgano de prueba con la comparecencia del abogado Rafael Aguilar que pasó de defensor a  testigo.

Pasada la media noche, el Juez informó que el presunto culpable Cayeyo, seguía bajo supervisión médica y que se le había administrado clonazepam de manera intravenosa por lo que dio por concluida la audiencia en ese día.

Se espera la comparecencia de sólo dos testigos, después las partes tendrán que ofrecer    los alegatos de clausura,   y así el Tribunal deliberará  si  “Cayeyo” es  inocente o culpable.

Seguiremos informando…

Botón volver arriba