Ciencia y Educación (destacadas)

¿Por qué el púrpura es el color espacial?

*Se han centrado en las bacterias púrpuras, microorganismos de tonos violeta y magenta que prosperan en los entornos más extremos

En la búsqueda constante por encontrar mundos potencialmente habitables en el cosmos, los científicos se han enfocado durante mucho tiempo en la búsqueda del color verde, el cual representa la vida fundamental en la Tierra. Sin embargo, un reciente estudio publicado en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society plantea una pregunta intrigante: ¿Qué pasaría si la vida en otros planetas no fuera verde, sino de un tono púrpura?

Los investigadores se han centrado en las bacterias púrpuras, microorganismos de tonos violeta y magenta que prosperan en algunos de los entornos más extremos de nuestro planeta. Según el estudio, llevado a cabo por científicos de la Universidad de Cornell en Estados Unidos, estas bacterias podrían ofrecer nuevas pistas sobre la posible diversidad de vida en el universo.

En lugar de utilizar clorofila, la bacteria púrpura emplea bacterioclorofila y carotenoides para realizar la fotosíntesis, permitiéndoles sobrevivir en entornos con poca luz y poco oxígeno. Este hallazgo plantea la posibilidad de que, en mundos con condiciones similares a la Tierra primitiva, la vida pueda presentar tonalidades púrpuras en lugar del verde que conocemos.

El estudio, que analizó 20 especies de bacterias púrpuras recolectadas en diferentes entornos, proporciona valiosos datos espectrales que podrían ser utilizados por futuros astrónomos en la búsqueda de bioseñales en otros planetas. Aunque actualmente es difícil realizar mediciones astronómicas precisas para detectar el color de la superficie de un planeta, proyectos futuros como el Telescopio Extremadamente Grande de Chile y el Observatorio de Mundos Habitables de la NASA podrían proporcionar nuevas herramientas para esta tarea.

«Este estudio amplía nuestras perspectivas sobre las formas de vida potenciales que podrían proporcionar una firma púrpura», comenta Shiladitya DasSarma, bióloga molecular de la Universidad de Maryland y autora principal del artículo de 2018.

 

Seguiremos informando.

Mostrar más
Botón volver arriba