SLPTitulares

Policías municipales ahora hostigan al boletero del Tranvía Turístico

Policías municipales a cargo de Edgar Jiménez Arcadia y Estatales bajo el mando de Raúl Alanís, provocaron el viernes 26 de abril, un bochornoso espectáculo captado por turistas cuando pretendían impedir el trabajo al tranvía turístico Corazón Potosino, luego de que empleados de la empresa San Luis Rey, hicieron un falso llamado de auxilio.

Una agente de Seguridad Pública Municipal entabló primero una reyerta verbal contra el boletero de la empresa Corazón Potosino, mientras que los turistas le gritaban desde sus asientos en el tren turístico “ya déjalo, infraccionalo, pero déjanos ir, somos turistas y traemos el tiempo limitado”.

Una mujer de nombre Alejandra, con radio en mano, lente oscuro y bastante prepotencia, fue la que propició el conflicto al gritar “¡basura!” al boletero y chofer del Tranvía Potosino, según narran en el video los propios turistas que la encaran y le dicen “¡tú le gritaste basura!”.

Ante la policía municipal que intenta conciliar, el boletero y chofer del Tranvía Corazón Potosino, dejan en claro que sólo son empleados y le piden que los infracciones si cometieron alguna falta administrativa, ante la desesperación de la mujer que representa a la empresa San Luis Rey.

Los ánimos se caldearon de tal manera que fueron llegando al lugar turistas atraídos por los gritos de los empleados de los tranvías, quienes escuchaban la zacapela verbal y enseguida se retiraban, pero más tarde arribaron policías municipales a reforzar a su compañera que no pudo meter paz y s sumaron policías estatales a cargo de Raúl Alanís, para intimidar y hostigar a los trabajadores del tranvía Corazón Potosino, mientras los turistas defendían, desde sus asientos, al boletero y al chofer, dando testimonio de que fueron ellos los agredidos por los empleados de la competencia.

A final de cuentas Corazón Santo pudo dar el servicio a los turistas que lamentaron la conducta de las autoridades en especial de los policías.

El director de Comercio, Gabriel Andrade Córdova, y los jefes policiacos no actúan, dejan crecer los conflictos.

Seguiremos informando.

Botón volver arriba