Seguridad y JusticiaSLPTitularesZona AltiplanoZona Altiplano (destacadas)

Personal médico del Hospital de Matehuala trabaja bajo amenaza

Personal del Hospital General de Matehuala, así como de las clínicas del IMSS y del ISSSTE, trabajan bajo amenaza de grupos criminales que operan en el Altiplano Potosino quienes los hostigan, los acechan e intimidan vía telefónica o mediante rondines de pistoleros que detienen sus vehículos con hombres armados a bordo frente a las instituciones.

La historia comenzó el sábado 18 de julio cuando hombres armados intentaron secuestrar a un médico, al parecer trabajador de la Clínica 14 del IMSS, quien era requerido para atender a un sicario presuntamente lesionado en una persecución y balacera ocurrida en Matehuala, en la comunidad Ojo de Agua.

Ese día, los delincuentes lograron huir, lo que provocó una persecución por la carretera 57, rumbo a San Luis Potosí, misma que terminó en la comunidad de Santa Teresa, en Villa de Guadalupe. El médico logró escapar, pero a partir de entonces, directivos recomendaron al personal médico, administrativo y de servicio social extremar precauciones y reportar cualquier persona sospechosa que acuda a solicitar información o atención, lo que mantiene en vilo el ánimo pues no cuentan con servicios de seguridad que pueda hacer frente a los delincuentes y no hay un dispositivo de Seguridad Pública del Estado, de la Municipal o Guardia Nacional para que, por lo menos, puedan disuadir las intenciones de los malosos.

Hace unos días, se reportó que en una de las instituciones, el personal de Atención al Público recibió llamadas de extorsión y hostigamiento en las que les solicitaban dinero o direcciones de los médicos para atender lesionados por bala, no obstante, la situación no pasó a mayores pero, además, de la presión que se vive en clínicas y hospitales por el creciente número de pacientes con covid-19, ahora se suma el hostigamiento de los delincuentes.

Trabajadores han solicitado que se realicen rondines de seguridad a la hora de entrada y salida del personal médico para que lleguen seguros a sus domicilios después de largas jornadas y guardias de hasta 48 horas que hacen doctores y enfermeras.

Botón volver arriba