Ciencia y Educación (destacadas)

Los peligros de la intoxicación por mariscos

*Si padeces náuseas, vómitos, diarrea, dolor abdominal y fiebre; puedes estar intoxicado

La intoxicación por mariscos es un riesgo latente que puede desencadenar una serie de síntomas desagradables e incluso poner en peligro la salud de quienes los consumen. Los efectos pueden variar desde molestias gastrointestinales hasta complicaciones graves que requieren atención médica inmediata.

Los síntomas más comunes de la intoxicación por mariscos incluyen náuseas, vómitos, diarrea, dolor abdominal y fiebre. Sin embargo, también pueden manifestarse sensaciones de hormigueo alrededor de la boca, picazón, enrojecimiento, dolores musculares y de cabeza, debilidad muscular e incluso dificultad respiratoria.

Es fundamental estar alerta a estos signos, ya que los síntomas pueden aparecer poco después de consumir marisco contaminado o incluso hasta pasadas 48 horas. En casos graves, la deshidratación y otras complicaciones pueden requerir atención médica urgente.

Para prevenir cualquier riesgo de intoxicación por mariscos, se recomienda seguir algunos consejos simples pero efectivos:

  1. Compra en establecimientos confiables: Opta por adquirir mariscos en lugares que cumplan con los estándares de higiene y garanticen un manejo adecuado del producto.
  2. Asegúrate de su frescura: Verifica que el marisco esté fresco, sin olores extraños y con una apariencia saludable antes de comprarlo.
  3. Almacénalos correctamente: Si compras mariscos frescos, refrigéralos rápidamente para mantenerlos a una temperatura segura y evita dejarlos a temperatura ambiente durante mucho tiempo.
  4. Evita consumir marisco crudo o mal cocido: Para reducir el riesgo de intoxicación, cocina el marisco correctamente y asegúrate de que el interior alcance una temperatura adecuada.
  5. Mantén una higiene rigurosa: Lávate las manos y los utensilios antes y después de manipular mariscos, y limpia adecuadamente las superficies de trabajo para evitar la contaminación cruzada.

Es importante seguir estas precauciones, especialmente para las personas vulnerables, como los niños pequeños, los ancianos, las mujeres embarazadas y aquellas con sistemas inmunológicos debilitados. La seguridad alimentaria es fundamental para disfrutar de los deliciosos sabores del mar sin correr riesgos innecesarios para la salud.

 

Seguiremos informando,

Mostrar más
Botón volver arriba