El tiempo - Tutiempo.net
Miercoles, 19 de Junio del 2019

Panistas, una moral que no da moras

Por: María Luisa Paulín

diciembre 6, 2018

Este domingo los panistas realizan la elección de su nuevo dirigente estatal, con el padrón de militantes mermado, el terror, la amenaza y el cohecho como material de convencimiento, llegan al día clave donde toman claridad los proyectos de futuro.

Sobresale la predecible estrategia del diputado federal y aun presidente del CDE, Xavier Azuara, embriagado de poder, con ambición de futuro y la traición como su sello personal y su sueño de ser gobernador de San Luis Potosí.

Del otro lado, Jorge Lozano Soto que puede alegar militancia de abolengo, Juan Pablo Escobar Martínez, un estratega nato, Salvador Hernández, ex presidente municipal de San Ciro de Acosta y Manuel Aguilar Acuña “el Kipy”, unidos circunstancialmente, con la intención de frenar a Azuara en su afán de dejar un sucesor para avanzar en su proyecto personal.

A los panistas siempre se les ha acusado de tener doble moral, se esmeran en confirmarlo y, siendo estrictos, si evocamos la frase de Gonzalo N. Santos: La moral es un árbol que da moras, los señores del albiazul, salvo honrosas excepciones, ni moras dan.

Para nadie es un secreto que Xavier Azuara ha entregado la voluntad y convicciones del panismo potosino a sus intereses y al gobernador, Juan Manuel Carreras, fue así como regaló la candidatura a la alcaldía capitalina a Xavier Nava, pasando por encima de los militantes, traicionando acuerdos que se tomaban en la coalición por México al Frente con el PRD y Movimiento Ciudadano.

Para los panistas queda claro su proyecto de futuro y sus intenciones de perpetuarse en el control del partido, para ello tiene la “bendición” del dirigente nacional, Marko Cortés para hacer lo que le venga en gana y lo hace.

Pero tal vez no ha medido que sus adversarios no están dispuestos a dejarlo consolidar sus aspiraciones, no, al menos, tan fácilmente, así que provocó lo que se creía imposible: unir a Jorge Lozano Soto, a Juan Pablo Escobar Martínez que, para quien no lo recuerda, ganó a Jorge Lozano Armengol la dirigencia estatal allá por el 2003.

También se unió a los aspirantes a la dirigencia, Salvador Hernández, con muy mala reputación en su municipio, San Ciro de Acosta, pero con cierto capital político entre los panistas y están a punto de reconciliar al grupo del ex diputado Héctor Mendizábal, que ha impulsado a Manuel Aguilar “el kippy” ex diputado, polémico por sus enfrentamientos con el coronel Jose Luis Urban que, por cierto, nunca lo pudo atrapar ni acusar formalmente o ligar con el crimen organizado como pretendía, porque le caía gordo al entonces gobernador, Fernando Toranzo.

Lo que se decide este domingo no es menor, la dirigencia panista comienza con ello el proceso rumbo a la elección del sucesor de Juan Manuel Carreras, con amplias posibilidades de volver al poder si es que Morena continúa dilapidando los votos que los llevaron al poder.

Azuara no ha cuidado las formas, cada vez es más sucio para hacer sus maniobras y deja rastros por todos lados, nada queda de aquel muchacho, líder universitario, honesto que llegó a doblar al gobernador Fernando Silva Nieto, obligándolo a anular un incremento a la tarifa de transporte.

Igual que a Ricardo Anaya, a Azuara lo cegó su ambición de poder, de hecho se negó a dejar la dirigencia estatal para permitir que hubiera juego limpio en la sucesión y la comisión organizadora se ha prestado a los inmorales manejos. Se vale ser cochinos, pero no trompudos.

A estas alturas pueden decir lo que quieran, pero la duda se ha sembrado y el operativo de vigilancia que implementarán los aliancistas puede dar resultados positivos para  la militancia de Acción Nacional en San Luis Potosí, cuyo valor asciende a tan solo una despensa. 

Ya les contaremos cómo transcurrió la jornada electoral.

 

P.D.1.- Con la novedad de que el secretario general del Ayuntamiento, Sebastián Pérez, por su condición fifí, debe vivir en el exclusivo fraccionamiento Campestre, supuestamente paga la renta de una residencia, según los que saben, de aproximadamente 50 mil pesos. Si solo tiene su sueldo como ingreso, ¿de dónde paga el resto de sus gastos familiares y personales? Adivinen.

P.D.2.- Todo indica que el senador Ricardo Monreal ha decidido golpetear al super delegado del gobierno federal en San Luis Potosí, Gabino Morales. Monreal, de todos es sabido, tiene muchos amigos en tierras potosinas y sí, quiere imponer candidato a gobernador en las elecciones del 2021.

P.D.3.- Cuentan que en mañanera reunión de diputados, este miércoles, se habló con preocupación del costo político que pagarán si autorizan aumentos a las tarifas del agua, y como no queriendo le hicieron bullying a Edson Quintanar, líder de la bancada de Morena, quien confesó que su voto será en contra. ¿A poco sí?

P.D.4.- José de Jesús Martínez Guiza, tío abuelo del alcalde Xavier Nava, quiso defender a un empleado del INTERAPAS que fue despedido y cuando vio que no podía con el asunto, fue cuando estalló y sacó a relucir el parentesco con el edil y a advertir a los empleados del organismo cualquier cantidad de maleficios y calamidades. El controvertido ingeniero es muy trabajador, dicen, pero el ex empleado le ganó el corazón (ternurín) y ahora lo anda cilindreando contra el propio organismo. Como dicen en mi pueblo, no es lo mismo atrás que en ancas.

P.D.5.- Octavio Pedroza Gaitán sufre de enfriamiento y no precisamente por el gélido clima. Se trata de un enfriamiento político. Luego de ser uno de los principales impulsores del alcalde Xavier Nava y conseguir un puesto de segunda para su entrañable amiga, Angeles Rodríguez (que perdió la diputación local contra la morenista Marité Hernández), no hay ni quien le eche un lazo. Afirman que se queja amargamente de que Xavi no solo no le habla para considerar su opinión, sino que lo deja en visto. Parece que al alcalde la gratitud no se le da mucho que digamos.

P.D.6.- El fiscal, Federico Garza, invitó a sus pares de por lo menos 12 Estados que vinieron a San Luis Potosí a su primer informe y a una comida en el restaurante El Almacén. Muy contentote estaba el señor fiscal, aunque temprano, en el Congreso, le hicieron pasar un mal momento cuando fue a entregar su informe, porque ni el vigilante de la puerta lo quería recibir. Al final improvisaron con Rubén Guajardo que se encontraba en el recinto en trabajos de otra comisión.

P.D.8.- Los delegados del gobierno federal andan bien sordeados con sus relevos. Hay algunos, muy pocos, si acaso tres, que entregan buenas cuentas. Por lo pronto algunos descarados una vez que cobren sus aguinaldos se van de puente…

Hasta la próxima.

Compartir en Whatsapp