Titulares

Grosero y petulante, el oficial mayor defiende vacaciones en España de la espurio Rocío Zavala

La fama de educado, cortés y amable se acabó para Luis Miguel Torres, oficial mayor del Ayuntamiento de la capital. Este día, ante cuestionamientos de reporteros de la fuente que buscaban conocer el porqué la administración había dado vacaciones a Rocío Zavala, quien presume en redes sociales su “desestrés” por la Madre Patria, a pesar de que aún no cumple un año como empleada de los capitalinos al frente de la ilegal Unidad de Evaluación y Gestión del Centro Histórico, Luismi se mostró grosero, majadero, prepotente, altanero y petulante, con tal de defender a su compañera espurio.

Miguel Torres aseguró, en un afán defensorial, que Rocío Zavala no tiene vacaciones, sino un permiso y ese, dijo, no se lo podía negar. En febrero de este año, funcionarios fifís del Ayuntamiento se fueron a asolear a Ixtapa, en ese momento, se cumplían apenas cinco meses de la actual administración y siguiendo con el afán de defensor, Miguel Torres evadía los cuestionamientos sobre el “permiso” que se otorgaron el alcalde y su grupo , “puntualiza tu información”, “no digamos cosas que son mentiras, aguas con eso” y “dígamelo usted” fueron sus alegatos.

Luismi era conocido como un hombre serio, educado, accesible, cortés y sereno, sin embargo, en su afán de librar al alcalde y sus vacacionistas colaboradores, optó por la gorsería y la burla para con los reporteros que solo hacen su trabajo.

El siguiente video queda para la posteridad, la altanería de Luismi:

Seguiremos informando

Botón volver arriba