SLPTitulares

Mujeres de Nava no levantan ni una enagua por feminicidios ocurridos en SLP

La farsa a la que se prestaron pseudo feministas de San Luis Potosí luego de tomar protesta como integrantes del Comité del Gobierno Municipal con Participación Ciudadana para Prevenir, Atender y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, quedó rápidamente al descubierto, ya que menos de una semana después se registraron dos crueles feminicidios en la capital potosina y de las trece mujeres integrantes de la farsa navista, entre ellas la regidora Raquel Barcena, la feminista Arely Torres y la propia esposa del edil, Nancy Palacios, ni una de ellas se ha pronunciado, ni una de ellas ha exigido justicia, ni una de ellas ha exigido Seguridad y garantías para las potosinas, todas callan y son cómplices de la falta de seguridad que se padece en San Luis Potosí.

Karla y Mitzy eran dos jóvenes mujeres que fueron brutalmente asesinadas en las últimas horas en San Luis Potosí. Aunque los hechos trataron de ser ocultados, como es el caso de Karla cuyo caso trascendió a los medios cuando ya había muerto en el hospital, los feminicidios no han podido ser callados ni ocultados a los medios de comunicación.

Apenas este fin de semana colectivos de mujeres de todo el país se manifestaron para exigir justicia y un alto a la violencia que las afecta. Por supuesto que las mujeres de Nava tampoco se pronunciaron ni formaron parte de las manifestaciones, no exigieron seguridad, ni salieron de sus lujosas casas, ni caminaron para pedir “ni una más”.

Pero aunque las 13 mujeres de Nava decidieran no sumarse a las manifestaciones nacionales, la veracidad y confiabilidad de la simulación llamada Comité del Gobierno Municipal con Participación Ciudadana para Prevenir, Atender y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, quedó de manifiesta cuando, a pesar de la brutal muerte de dos jóvenes potosinas, las 13 guardan silencio.

Urenda Queletzú Navarro, presunta líder de las 13 y del golpeador, represor y misógino Edgar Jiménez Arcadia, guarda silencio, no levantan ni una enagua para pedir paz y justicia, eso si, las trece están lista para las fotos que rápidamente suben a sus redes sociales con las que se llenan la boca de decir que son feministas y que defienden a las mujeres, pero a la hora que se les necesita no asoman ni las narices.

Seguiremos informando.

Botón volver arriba