GONIERNO DEL ESTADO DE SAN LUIS POTOSI
SLPTitularesZona Huasteca

Muere niño por negligencia en el Hospital General de Valles

Ciudad Valles, S.L.P.- Un niño murió, presuntamente, víctima de una negligencia médica en el Hospital General de Valles. El caso fue denunciado por sus papás quienes en medio de su dolor, decidieron pedir ayuda para dar a conocer su caso y con él evitar que más niños puedan perder la vida a manos de personal médico y de enfermería del citado nosocomio.

El calvario de la familia comenzó el pasado viernes 13 de mayo, al encontrarse jugando con sus primos, el niño Ángel de Jesús de 13 años resbaló y se golpeo en la nuca, sin embargo el menor se levantó y siguió celebrando el cumpleaños de su abuelita junto a su familia.

Al llegar a su casa se acostó y comenzó con dolores de cabeza, por lo que su mamá lo revisó y decidió junto a su papá llevarlo al Hospital de Xilitla. Pero como no hubo atención médica regresaron a casa, sin embargo comenzó a vomitar y decidieron irse hasta Axtla y en el Hospital de Santa Catarina tardaron media hora en atenderlo, para que una doctora les dijera que necesitaban irse a Valles.

El padre del menor el señor Pedro Domingo con la voz entrecortada, la cabeza baja y la mirada perdida, relataba las últimas horas que vería consciente a su niño… su mamá la señora Buenaventura a un lado de él abraza a su pequeña hija, solloza y se seca las lágrimas pegándose a su hija dandole un beso en su mejilla… aún no pueden creer que su hijo ya no este más en casa.

Eran las 23:30 horas de la noche cuando consiguieron como venir desde Axtla hasta Ciudad Valles, Don Pedro dijo que su niño venía platicando de revistas, de las piedras y otras cosas.

“Llegamos a Valles a la una y media de la madrugada, lo pasaron, se metió con el su mamá, y salió hasta el sábado al mediodía, y le pregunto ¿Como sigue el niño? Ella me dice que esta bien estable, que le duele mucho su cabeza, se metió otra vez, y a las 4 de la tarde sale me dice no el niño ya no aguanta el dolor en su cabecita, quiere que lo saquemos… le pregunte si ya le habían hecho los estudios, me dijo que no que estaban esperando al especialista, pasaron las horas y a las 8 de la noche le digo a mi esposa que se saliera a dormir y yo me iba quedar a mi niño, y fue hasta las 10 de la noche cuando le hacen sus estudios para saber que daño tenía su cabecita… pero el ya estaba muy gravísimo pataleaba del dolor cada 10 minutos, era desesperante el dolor de no poder ayudar…”.

A pesar de la gravedad, fue hasta el lunes 16 de mayo alrededor de las 14:00 horas cuando en el Hospital General de Valles, ordenaron su traslado de urgencia a la capital para ingresarlo al Hospital Central de San Luis Potosí.

“El me pedía agua me decía ma pídeles agua… y yo ahí solita adentro le decía a la enfermera que si me daba un vasito, ella me dijo que no que hasta que el doctor dijera que le iba a dar… ya más tarde vino un doctor y le entendí que el niño nada más estaba falseado de su cabecita… pues como una no sabe (sollozos) mi niño me lo lleve bien pensé que me lo iba traer bien…”

Después  de 15 horas le hicieron los estudios, Ángel de Jesús ya estaba casi inconsciente, reconocía pero estaba muy débil “Ya no podía más…” dijo llorando don Pedro.

En ese momento a las 22 horas de la noche, su padre vivió la mayor de las infamias al darse cuenta de la negligencia de los trabajadores, y así lo relató.

“Yo los acompañé con los enfermeros, todavía el que le hace los estudios regaña a los enfermeros, les dice yo estuve todo el día aquí para que me lo hubieran traído temprano, miren como esta su situación del niño… sabían que habían fallado, ellos decía no que no había quien atendiera al niño, pero el dice que ahí estuvo, le vio el daño y estaba sangrando y era muy grave…”.

A las 4 de la mañana en el Hospital General de Valles, les informan que su niño tenía que ser intubado, para que pudiera durar un «poquito más».

Su papá tuvo la opción de trasladarlo a otro nosocomio pata una atención rápida, pero un médico del Hospital se negó a firmarle el alta, después de un día es cuando autorizan trasladar al menos al Hospital Central en San Luis, allá lo recibe un Neurocirujano quién les dice que su niño estaba muy grave, y les reprocho el haber dejado pasar muchas horas vitales.

Finalmente deciden operar al menor a las 6:30 de la tarde pero el niño tenía mucha sangre acumulada en su cerebro, y a pesar de que se drenó, no fue posible salvarlo.

El miércoles 18 de mayo, a las 13 horas deciden hacerle nuevos estudios, porque el niño no respondía… pero a las 5 de la tarde nos dicen el niño no responde, él ha fallecido lo tenemos respirando por la maquina y nos dijeron que nos despidiéramos de él…», ambos padres rompen en llanto reprochando a los médicos el haberlo dejado morir…

«Tantas horas me lo dejaron sufrir, bastantísimas, lo miraba como pataleaba, manoteaba, los doctores como si nada…».

Hoy esta familia pide justicia, su comunidad los arropo por completo y hoy han decidido alzar la voz.

Don Pedro Domingo hoy piden justicia, y aunque saben que eso no se los va a regresar, ellos no quieren que nadie más pase el sufrimiento que están viviendo.

«Son niños que apenas empiezan a vivir, hoy fue mi niño mañana quien sabe que familia le toque esa situación, con médicos tan insensibles y sin corazón…como fueron sacrificando a mi hijo…».

Don Pedro dijo que ojalá alguien lo asesore bien y lo apoye para presentar su denuncia, para que otros niños como Ángel muera, que ningún padre pierda a su hijo.

Ángel de Jesús era el tercer hijo de cinco, pero se topo con médicos y enfermeras del Hospital de Axtla y de Valles que no tuvieron compasión de su dolor, que reían entre ellos mientras el gritaba de dolor…

Seguiremos informando.

niño-muere-negligencia-valles

Mostrar más
Botón volver arriba