Ciencia y Educación (destacadas)

Los misterios del campo magnético

*El campo magnético del Sol se genera a unos 32,000 kilómetros bajo su superficie

El Sol, con su formidable campo magnético, ha generado un espectáculo de auroras deslumbrantes alrededor del mundo en los últimos meses, incluyendo una vista inusual en España durante mayo. Sin embargo, la verdadera naturaleza de este campo magnético ha sido un enigma para los astrónomos durante siglos.

Un equipo de científicos de la Universidad de Northwestern ha revelado un hallazgo sorprendente: el campo magnético del Sol se genera a unos 32,000 kilómetros bajo su superficie, desafiando las teorías anteriores que situaban su origen a más de 200,000 kilómetros de profundidad. Esto implica que el 10% exterior del plasma sobrecalentado del Sol es el responsable de generar su campo magnético.

«Demostramos que perturbaciones aisladas cerca de la superficie del Sol pueden crecer con el tiempo para producir las estructuras magnéticas que observamos», explicó Keaton Burns, científico del MIT y coautor del estudio. Este descubrimiento es crucial, ya que los ciclos de actividad del Sol están estrechamente relacionados con su campo magnético. Con una mejor comprensión de la ubicación de la dinamo solar, los científicos pueden predecir con mayor precisión las erupciones y tormentas solares, que pueden tener efectos disruptivos en la Tierra, como cortes de energía y daños a satélites.

El reciente estudio, publicado en la revista Nature, también destacó la importancia de estas nuevas perspectivas para anticipar la actividad solar futura. Daniel Lecoanet, matemático de la Universidad Northwestern y coautor del trabajo, subrayó que «comprender el origen del campo magnético del Sol es esencial para predecir erupciones que podrían impactar la Tierra».

La investigación gana relevancia en un momento en que el Sol se acerca al «máximo solar», el punto álgido de su ciclo de 11 años, marcado por un aumento en el número de manchas solares. La tormenta solar de mayo, que desactivó sistemas de navegación agrícola, es una prueba de los potenciales impactos disruptivos de la actividad solar intensa.

Este nuevo descubrimiento no solo proporciona una comprensión más profunda de los procesos dinámicos del Sol, sino que también podría mejorar nuestra capacidad para predecir y prepararnos para futuras tormentas solares, protegiendo así nuestra infraestructura tecnológica de eventos similares al histórico «Evento Carrington» de 1859.

 

Seguiremos informando.

Mostrar más
Botón volver arriba