El tiempo - Tutiempo.net

Padres linchan a profe abusador, la policía lo rescata a balazos y luego los detiene

* Los hechos en Milpillas, al concluir la jornada escolar
* El saldo: el profesor Gamaliel B. linchado, al menos 14 policías heridos y seis padres detenidos, entre ellos dos mujeres
* Patrullas resultaron con daños, a la hora de detonar las armas para dispersar a habitantes de la comunidad, abandonaron una moto y algunos toletes
* Cruz Roja llegó a auxiliar a los heridos

noviembre 8, 2018
milpillas

Milpillas, S.L.P.- A causa de la modorra, indolencia e ineptitud de la Fiscalía General del Estado y de la ministerio público Diana Elizabeth González, que se negó a recibir la denuncia de padres de familia en contra del profesor Gamaliel B., profesor de la escuela primaria Niños Héroes, ubicada en la comunidad de Milpillas, que habría abusado de al menos cinco niños, la funcionaria les dijo “vuelvan el lunes”, lo que provocó la ira y furia de los padres de los pequeñines de alrededor de 6 añitos de edad, que derivó en el linchamiento del acusado, lesiones a 15 policías estatales y ministeriales, quienes rescataron a balazos al abusador, para luego detener al menos a seis padres de familia.

Los hechos se registraron la tarde de este jueves 8 de noviembre en la comunidad de Milpillas, perteneciente a la capital potosina, donde desde antes de la 1 de la tarde, hora de salida de clases, los padres retuvieron al profesor Gamaliel B. acusado de violación, con la intención de lincharlo, sin embargo la directora del plantel, María de Lourdes M. llamó al 911 y llegaron 4 policías que lograron contener a los padres de familia.

Las horas pasaron y más tarde arribó a la escuela primaria Niños Héroes, Jaime Olvera, quien se identificó como elementos de la Policía Ministerial, quien se negó a detener al maestro acusado de violación, primero porque desconocían la denuncia y segundo porque el presunto no fue captado en flagrancia, lo que enardeció aún más a los padres que se sintieron más impotentes ante la indolencia del policía que les dijo “no es necesario que se alteren de esa manera”.

Mientras los ánimos y corajes de los padres de familia crecía, comenzaron a llegar más elementos de la Policía Estatal y Ministerial. Finalmente minutos antes de las 3 de la tarde, es decir al menos 2 horas después de que inició el reclamo de los padres, arribó a la escuela primaria el comandante José Guadalupe Castillo Celestino, solamente para atestiguar la furia de los padres de familia y pobladores de Milpillas, quienes con palos y piedras lograron romper el cerco policiaco, ingresar al salón donde el maestro acusado de violación estaba resguardado y lo lincharon. A patadas lo sacaron del salón.

Finalmente elementos de la Policía Estatal, Metropolitana y Ministerial lograron contener a la turba y sacaron al maestro semi inconsciente, quien fue subido a una patrulla. Cuando el maestro era sacado, policías ministeriales comenzaron a disparar al aire, en busca de persuadir a los manifestantes. Finalmente los ministeriales se fueron a bordo de una camioneta de la policía estatal con el maestro.

En el lugar quedaron policías metropolitanos y estatales, al menos quince de ellos resultaron con lesiones, se reagruparon y decidieron volver a la escuela primaria, en su interior estaban retenidos padres de familia y manifestantes, al menos seis de ellos fueron aprehendidos, entre ellos dos mujeres.

Unas cuatro largas horas duró la trifulca en Milpillas, desde que era sólo una manifestación de los padres de familia que buscaban justicia para sus pequeñitos abusados, hasta que los policías lograron contener los ánimos.

En todo ese tiempo no hubo personal de la Secretaría de Educación, tampoco de la Fiscalía, excepto policías, tampoco arribó personal del DIF, a pesar de que se trataba de la integridad de menores de edad, tampoco de la Comisión de Víctimas, ni nadie que buscara contener los ánimos antes de que se iniciara la trifulca.

Si bien al lugar acudieron policías estatales, ministeriales, metropolitanos y municipales, demostraron tener poca capacidad de reacción, llegaron sin equipo antimotines, sin dialogo disuasivo y sin tacto para evitar confrontaciones.

Seguiremos informando.

Compartir en Whatsapp