GONIERNO DEL ESTADO DE SAN LUIS POTOSI
vida sana (destacadas)VIDA SANA, SALUD Y SEXO

Participa médico de Ciudad Valles en labores de rescate en Guerrero

Vocación de servicio, solidaridad y trabajo en equipo, valores de la Familia IMSS para poner a salvo la vida de personas afectadas por el huracán Otis

A su retorno de Acapulco, Guerrero, el médico urgenciólogo e intensivista Francisco Javier Orta Guerrero, adscrito al Hospital General de Zona (HGZ) No. 6, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Ciudad Valles, reconoció la solidaridad y el trabajo en equipo del personal institucional en apoyo de los pacientes del Hospital General Regional (HGR) No. 1 en Acapulco, Guerrero, tras el paso del huracán Otis.

Originario de Ciudad Valles, San Luis Potosí, el especialista relató que, por más de 48 horas, junto a otros médicos, realizó labores de rescate y evacuación de personas hospitalizadas en el nosocomio del puerto; su trabajo voluntario consistió en bajar desde el octavo piso, en camilla o en brazos, a paso de escaleras, a las personas hospitalizadas que serían trasladadas vía terrestre o aérea a otras unidades médicas; así como coordinar la atención médica de estos pacientes.

Orta Guerrero señaló que, al siguiente día del paso del huracán, fue llamado a integrarse y coordinar uno de los Grupos de Respuesta Inmediata Institucional (GRII) del IMSS. Tras trasladarse a la Ciudad de México partieron a Acapulco en medio de caminos dificultosos. Los días 28 y 29 de octubre, el equipo conformado por 17 médicos y enfermeras a su cargo trabajó arduamente, casi sin descanso, para poner a salvo la vida de los pacientes.

“Fue sumamente difícil, no había señal de comunicaciones, teléfonos luz, vías cerradas, estuvimos prácticamente incomunicados”, recordó.

Expuso que los integrantes de los GRII llevaron sus propios víveres. “En realidad se trataba de un gasto energético muy básico, como latas de atún, líquido, galletas energéticas”.

Mencionó que, al llegar al hospital, ni siquiera hubo tiempo para habilitar un área de descanso; “nos encontrábamos cumpliendo con nuestro propósito; el sudor pesaba, pues muchos de los brigadistas no estaban acostumbrados a esas temperaturas”.

Al hablar sobre su experiencia como rescatista, refirió que desde los 12 años había participado en instituciones como Cruz Roja, y a lo largo de su vida, siempre mantuvo una vocación de servicio, por tal motivo, decidió pertenecer a los GRII a cargo de la Coordinación de Proyectos Especiales en Salud, de la Dirección de Prestaciones Médicas del IMSS.

Afirmó sentirse orgulloso de la Familia IMSS, pues la ayuda comenzó a llegar, la presencia de más voluntarios y brigadistas marcó la diferencia.

“Mi familia sabe bien que esto es lo que me apasiona y que no dudaría en brindar ayuda a quienes se encuentren en situaciones tan lamentables, como lo fue el paso del huracán”, concluyó.

Seguiremos informando. 

Mostrar más
Botón volver arriba