SLPTitulares

Maricela Meza la vice fiscal que ha impuesto el terror laboral en la FGE

Maricela Meza Enríquez, vicefiscal jurídica ha implantado una época de terrorismo laboral en la Fiscalía General del Estado.  Gritos, humillaciones, insultos y desplantes son los ingredientes de su método de trabajo. Desde hace cuatro años la funcionaria es protagonista de una historia de horror para sus compañeros de primer nivel, subordinados, llámense abogados, ministerios públicos, secretarias, peritos, policías y hasta personal de intendencia.

Trabajar en la vicefiscalía jurídica bajo las órdenes de Maricela Meza Enriquez equivale a tener nervios de acero para soportar gritos, insultos, amenazas, advertencias y, en el caso de policías de investigación, el cambio a capricho de algunos de los informes que luego deben firmar si no quieren poner en reisgo su empleo.

La historia de secretarias que estallan en llanto en los pasillos o en los sanitarios de la Fiscalía es cosa de todos los días pero necesitan el trabajo y saben que el riesgo que corren si la denuncian es el desempleo y la persecución por parte de la institución que, irónicamente, se encarga de procurar justicia.

Los días son largos cuando se tiene que aguantar a un jefe que no quiere trabajar de manera ordenada, que confunde la disciplina con la humillación, que grita histérica, que deja a las personas con la palabra en la boca, que sin educación, atenida a su influencia extra profesional en la Fiscalía, hace impone sus caprichos aunque eso significa violar la ley y exponer al personal bajo su mando a enfrentar consecuencias legales.

En un grito silencioso, personal de primer nivel, abogados, ministerios públicos, peritos, secretarias y hasta personal se limpieza piden al fiscal, Federico Garza, que rescate su honor y actúe ante los abusos de Meza Enriquez impune ya durante cuatro años y responsable del deterioro en la salud de muchos trabajadores de la institución.

También solicitan protección a sus derechos y revisión a expedientes que pueden causar responsabilidad para el fiscal y la propia Meza porque se elaboran con gran desaseo jurídico e irresponsabilidad institucional.

Meza Enriquez se dice intocable y lo es, hasta ahora porque cuatro años de soportar terrorismo laboral ha cansado a sus compañeros funcionarios, a sus subordinados, a los asesores del fiscal y hasta a las organizaciones que debe atender por la función que desempeña.

Una rebelión se gesta en la Fiscalía General del Estado.

Seguiremos Informando.

foto tomada de Regionvalles.com

 

 

Botón volver arriba