ColumnasColumnas (destacadas)

Los celulares y su daño a los niños, su infancia y su desarrollo.

En la actualidad la mayoría de los niños cuentan con acceso a un celular, tableta o computadora y/o televisión, si bien la tecnología puede ayudar al avance de los niños en materias que pueden significar dificultades, como matemáticas, física o química, la tecnología tiene otro beneficio para los padres de familia, los dispositivos inteligentes también actúan como niñeras digitales, manteniendo a los niños ocupados temporalmente.  

A diferencia de generaciones más grandes que crecieron sin tecnología, los niños actualmente son nativos de los avances tecnológicos, cuantas veces no hemos escuchado la frase: “maneja mejor la computadora que sus padres”, sin duda estas habilidades son de gran utilidad, sin embargo, ¿cuáles son los efectos que pueden tener los celulares y pantallas en la salud de los niños?  

La cantidad de tiempo que los niños pasan frente a las pantallas ya no es solo un tema que les interese a los padres. La OMS se ha dado a la tarea de realizar investigaciones y ha dado sus recomendaciones para reducir el tiempo de los pequeños frente a los dispositivos inteligentes y las televisiones, dado los efectos negativos que se producen en su desarrollo integral. Hasta ahora los estudios han encontrado que pasar demasiado tiempo en dichos dispositivos y el acceso a internet están causando problemas en varias áreas del desarrollo de los niños. 

Una de las afectaciones más visibles está en los patrones del sueño de los infantes, el tiempo que pasan en los dispositivos y en general en internet han mermado los tiempos de descanso. Y no solo es una cuestión de dormirse muy tarde, sino que por la estimulación que reciben no les permite un descanso completo. 

Otra afectación del exceso de uso de dispositivos es el lento desarrollo de las habilidades sociales, al pasar tanto tiempo detrás de una pantalla y a una edad tan temprana, los niños no desarrollan las habilidades sociales necesarias para poder concretar relaciones amistosas, convirtiéndose en individuos retraídos que prefieran la soledad de su cuarto, siempre y cuando tengan un móvil consigo. 

De igual manera cuando pasan tantas horas sentados o acostado, su cuerpo termina teniendo afectaciones físicas, por ejemplo, pueden incrementar de peso y por supuesto renuncian a los beneficios de pasar más tiempo al aire libre, además de que la exposición prolongada a pantallas genera un daño en la vista, personalmente me ha tocado ver a niños, menores de 2 años, haciendo movimientos repetitivos con las manos, como si sostuvieran un teléfono entre ellas, esto claro que daña sus músculos e incluso puede llegar a crear tics cuando sea adolescente o adulto.  

Desde el resplandor azul de la pantalla hasta el contenido con el que están interactuando, existe una conexión entre los largos periodos de uso de dispositivos inteligentes y las influencias negativas en el bienestar de los infantes, por esto, es de suma importancia saber cómo manejar esta situación y disminuir los efectos negativos de dispositivos que son herramientas que pueden traer gran beneficio.  

  • Disminuye los tiempos de uso de tecnología en casa, por ejemplo, puede ver su programa favorito después de ver su tarea y hasta determinada hora.  
  • No permitas que se vayan a la cama con el celular, la tableta o la televisión prendida 
  • Enseña a tus hijos la distancia que debe existir entre su vista y las pantallas.  
  • Organiza actividades divertidas con el objetivo de crear un entorno positivo y agradable que lo haga levantar la vista de las pantallas.  

Así mismo es importante mencionar que hay que tener mucho cuidado con el tipo de contenido que consumen los menores, ya que está de más explicar que hay mucho contenido allá afuera que no es apropiado ni saludable para los niños. 

 

 

 

Estefanía López Paulín
Contacto: [email protected]
Número: 4881154435  

Mostrar más
Botón volver arriba