SLPSLP (destacadas)

Llama la Secretaría de Salud a atender el trastorno por déficit de atención

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad es un problema de salud pública que afecta el desarrollo y calidad de vida de las personas; su presencia podría iniciar desde antes de los seis años, con mayor incidencia en niños y un poco menos en niñas. Así lo dio a conocer la Maestra en Psicología para la Salud María Olga Montalvo Hernández de la Clínica Psiquiátrica “Dr. Everardo Neumann Peña”.

La funcionaria estatal remarcó que las personas con TDAH “manifiestan signos de ansiedad y del 30 al 50% de quienes lo padecen tiene problemas con el consumo de sustancias, además que un 32% puede sufrir alteración de la personalidad y registrar conducta antisocial”.

“El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad se caracteriza por alteraciones cognoscitivas, conductuales, emocionales y sociales que repercuten en el comportamiento global de la persona que lo padece”, indicó María Olga Montalvo Hernández.

La integrante del cuerpo médico del Hospital del Niño y la Mujer, indicó que actualmente se ha manifestado un crecimiento considerable en el Servicio de Psiquiatría y Psicología Infantil y del Adolescente, así como en el Servicio de Atención a la Familia de la Clínica Psiquiátrica, donde del total de las mil 884 consultas que se han otorgado en lo que va del año (específicamente en el área de Psiquiatría Infantil), 673 han sido pacientes de primera vez y mil 211 consultas subsecuentes, es decir personas que acuden regularmente a la clínica.

“Frecuentemente se atiende a niños de 3 a 17 años teniendo como diagnósticos más comunes el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH por sus siglas) con un 35.1%, el Episodio Depresivo con un 23.4%, el Trastorno de Ansiedad Generalizada (12.2%), Discapacidad Intelectual (5.3%), Trastornos del espectro Autista (4.8%) y todos los demás (19.2%)”.

“En la infancia observamos conductas y rasgos de temperamento difícil como el ser demandante, explosivo e irritable; pueden incluso presentarse periodos irregulares de atención en la enseñanza de reglas básicas como la decodificación del lenguaje, escritura  y la aritmética, lo que afectará el rendimiento escolar a futuro presentando problemas cognitivos, sociales, emocionales y la incapacidad para mantener y terminar un objetivo, así como la inmadurez emocional y la baja autoestima”, concluyó señalando la Mtra. en Psicología para la Salud María Olga Montalvo Hernández de la Clínica Psiquiátrica “Dr. Everardo Neumann Peña”.

Botón volver arriba