ColumnasColumnas (destacadas)

Las tácticas de un manipulador

Descubre cuales son los comportamientos y actitudes más comunes en personas manipuladoras, además de rasgos en la personalidad que son señal de una persona manipuladora. 

Encontrarnos con gente manipuladora puede ser más común de lo que muchos quisiéramos, a donde quiera que vayamos y haya gente, hay un manipulador dispuesto a jugar todas sus cartas con tal de conseguir sus fines, a estas personas no les importa nada ni nadie, buscan solo conseguir sus propios intereses, pero ¿qué esconden estas personas? Y lo más importante, ¿Qué podemos hacer para reconocer y desprendernos de este tipo de personas? 

En el inventario de personalidad narcisista (NPI), mide todos los niveles de manipulación, en donde podemos encontrar comportamientos muy descarados y otros cuantos más sutiles, además de crear la correlación entre que no todo manipulador es narcisista, pero si todo narcisista es un manipulador. 

Una de las tácticas más comunes de un manipulador es hacerse la víctima. Esto es cuando te pone mala cara, te hace gashligting, da algún portazo o tiene un ataque de ira porque no han obtenido lo que querían, considerándote malo o mala con ellos, haciéndote sentir culpable de tus límites y libertad. 

Cuando te encuentres en un escenario así puedes hacer preguntas para que la persona sepa que no te dejarás manipular, puedes preguntarle: “¿te parece razonable?, ¿Eso en que me beneficia? ¿Crees que estas siendo justo?” 

Crear un sentido de obligación es también una táctica muy común, el mensaje dentro de esta técnica es hacerte creer que tienes la obligación de hacer lo que te pida o si no eres una mala persona, poco confiable o desleal, pero no es así, debemos mantener firmes nuestros límites y decisiones. 

Recuerden que todos tenemos el derecho de hacer aquello que nos haga sentir cómodos, es tu derecho decidir, no cedas fácilmente ante la presión, y no des explicaciones ya que esto es percibido como sensación de culpa. 

El sarcasmo y la culpa son herramientas del manipulador, expresiones llenas de sarcasmo y mensajes hirientes que hacen sentir menos a la otra persona cada que el manipulador no consigue lo que quiere, a través de estas conductas el manipulador le muestra a su víctima que si no es quien necesita le lastimará con lo que sepa que duele. 

El manipulador emocional intentara hacerte daño, explotará tus debilidades, por lo que querrá que te sientas culpable o inadecuada, no caigas en su trampa, no permitas que sus palabras o actos repercutan en tu estabilidad emocional y psicológica. 

El estancamiento intencional es también una táctica del manipulador, pues la necesidad de control en las personas manipuladoras los llevan a crear estancamientos en la relación para así tener el control de ti y la situación, dándote largas con excusas razonables y entendibles. 

 Para evitar que el manipulador tenga el control sobre esta clase de situaciones es importante poner límites firmes y plazos, si estos no se cumplen lo mejor es alejarse.  

Recordemos que parte de la manipulación viene de la necesidad de control y el malestar que provoca el no tener todo controlado, es algo natural es un deseo humano el tener el control, ya que esto nos da orden, estabilidad y seguridad, el problema viene cuando esa necesidad de control transgrede los derechos y bienestar de las otras personas. 

En la vida ningún extremo es saludable, y llegar a ellos con frecuencia es, a menudo, un síntoma de trastorno mental, por lo que lo principal para tu autocuidado es ser una persona firme en tus relaciones, estar en tu sitio y saber quién eres, dejar de necesitar la aprobación de los demás y nunca dejar que personas o situaciones externas te definan.  

 

 

  

Estefanía López Paulin
Contacto: [email protected]
Número: 4881154435 

Botón volver arriba