ColumnasColumnas (destacadas)

La técnica de Feynman, el mejor método para estudiar

¿Alguna vez has intentado memorizar información sin tener éxito? No te preocupes, siempre existen diversos métodos que te ayudaran a estudiar y aprender de una forma más rápida y eficaz. 

El método Feynman es un modelo mental que se utiliza como técnica de comprensión para ayudarnos a aprender algo, por muy complicado que este pueda ser, y se basa en la fragmentación de conceptos en sus elementos más básicos, con el objetivo de unirlos y construir una base sólida y adquirir nueva información de manera más sencilla. 

¿Has escuchado la frase célebre de Albert Einstein “si no puedes explicar un tema de manera sencilla, entonces no lo entendiste bien”? Básicamente en esto se fundamenta esta técnica de estudio, por lo que, se basa en que para asimilar y entender un determinado concepto es necesario explicarlo a otra persona de la manera más simple posible. 

Este método es especialmente útil para estudiar conceptos científicos y matemáticos, sin embargo, también es posible usarlo para aprender historia, literatura, teorías complejas o lo que desees. 

Consiste en cuatro pasos básicos, entre los que te permiten a actuar como el estudiante que debe explicar el concepto y el oyente que debe entenderlo. 

Paso 1: Selección de concepto o tema a estudiar 

El primer paso es elegir un tema a desarrollar, y escribir el título en una libreta. 

Pero es muy importante que al nombrar el tema elegido quede claro desde el primer momento, para evitar perderse más adelante, así que, evita divagar demasiado, se concretó, claro y limítate a un solo objetivo. 

Paso 2: Desarrollo de tema 

Después de elegir el tema es donde viene la mayor labor, ya que es el momento en el que te debes dar a la tarea de explicar el tema y desarrollarlo en tu libreta. 

No olvides que el punto clave de este método es hacerlo con un lenguaje sencillo, y siempre usando todos elementos que puedas recordar sobre ese tema, desde esquemas, imágenes y cualquier elemento que te permita recordar la mayor parte de información posible sobre lo que estas estudiando, preferentemente de manera breve para que no termines saltando a otro tema o enredándote en uno mismo. 

Al finalizar en la libreta, debes explicar el tema nuevamente, pero esta vez en voz alta tal cual lo harías si tu fueras un profesor frente a una clase, así podrás percatarte de aquellas áreas que aún no estas controlando. 

Y no te preocupes si estás solo sin nadie a quien explicarle, ya que el método en sí se trata de que tu mismo desarrolles buenos hábitos de estudio y ayudar a tu mente a retener mejor la información. 

Paso 3: Revisa y completa la información 

Lee toda tu explicación e identifica las áreas donde hay algún concepto que no entiendas, así como la información que te hizo falta, puedes utilizar cualquier información que tengas a tu alcance, desde imágenes, datos curiosos, usando los medios de los que dispongas, desde apuntes, libros o internet. 

Cualquier cosa que te ayude a ampliar conocimientos y mejorar tu comprensión del tema que estás desarrollando. 

Paso 4: Reescribe, simplifica y explica de forma sencilla 

En este último paso es necesario tomar toda la información que desarrollaste, corregiste y reescribiste, para explicarla de manera mucho más sencilla y simplificada, tal cual lo harías con un niño pequeño, haciendo a un lado términos rebuscados o técnicos. 

Así que, debes tomar una nueva hoja y volver a escribir la información de forma aún más sencilla, usando tus propias palabras, después debes explicarla en voz alta. 

Estos cuatro pasos de la Técnica de Feynman no son complicados y llevándolos a cabo correctamente puedes conseguir aumentar exponencialmente tus conocimientos de cualquier materia desde el primer día. 

 

 

Estefanía López Paulín 
Contacto: [email protected]
Número: 4881154435 

Mostrar más
Botón volver arriba