El tiempo - Tutiempo.net

La saltadora colombiana que fue elegida como la mejor atleta del mundo 2018

*La ya legendaria saltadora de Antioquia fue elegida este martes como la mejor atleta femenina de 2018 por la Federación Internacional de Asociaciones de Atletismo.

diciembre 5, 2018

Caterine Ibargüen ya no solo tiene encantada a toda Colombia, ahora también logró conquistar el resto del mundo.

La ya legendaria saltadora de Antioquia fue elegida este martes como la mejor atleta femenina de 2018 por la Federación Internacional de Asociaciones de Atletismo, la IAAF por sus siglas en inglés, en una ceremonia llevada a cabo en Mónaco.

El galardón masculino lo recibió el keniata Eliud Kipchoge, quien pulverizó el récord mundial de maratón en Berlín.

Ibargüen, medallista de oro olímpica en Río 2016, logró el premio que le había sido esquivo hasta en cuatro ocasiones -2013, 2014-2015 y 2016- al completar un impresionante año en el que no solo fue la mejor en la que ha sido su especialidad, el salto triple, sino que también fue la número en la prueba de longitud.

La atleta de 34 años ganó las medallas de oro en triple y en largo en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, en la Copa Continental de la IAAF y en la Liga Diamante, hazaña que logró tras competir en dos ciudades distintas en 24 horas.

Tampoco perdió una prueba de las ocho en las que participó en salto triple, finalizando con la mejor marca del año al lograr una distancia de 14,96 metros.

Y pensar que hace 10 años estuvo cerca de dejar el atletismo.

En BBC Mundo te presentamos 5 cosas increíbles que quizás no sabía sobre su brillante carrera.

Ibargüen consiguió su primera medalla internacional al lograr bronce en los campeonatos sudamericanos de 1999 con 15 años de edad.

Pero no lo hizo ni en salto triple ni de longitud, sino en salto alto, que fue la prueba en la que comenzó a destacarse en atletismo.

Eso a pesar que el deporte de pista y campo no fue el primero al que le dedicó tiempo en Apartadó, su pueblo natal.

Hasta los 12 años su prioridad fue el voleibol, como lo dijo en un amplio perfil publicado en la página oficial de la IAAF.

La carrera de Ibargüen ha sido tan exitosa en la última década que muy poco recuerdan su primera participación olímpica, en los juegos de Atenas en 2004, cuando solo tenía 20 años.

Lo hizo en salto alto, pero no pudo clasificar a la final.

Al año siguiente tampoco pudo avanzar a los fase decisiva en los Mundiales de Atletismo en Helsinki, mientras que en 2008 no consiguió ni clasificar a las Olimpiadas de Pekín.

“Me sentí deprimida, quise abandonar el deporte”, reconoció Ibargüen tras vivir la frustración que sirvió para impulsar un radical cambio que a la postre resultó decisivo para su carrera.

La saltadora colombiana permaneció durante tres años y medio invicta, conquistando durante ese tiempo dos medallas de oro en los mundiales de atletismo de Moscú en 2013 y Pekín en 2015.

También sumó tres títulos de la Liga Diamante y las medallas de oro en los juegos Centroamericanos y del Caribe de 2014 y en los Panamericanos al año siguiente.

El fin de su racha de 34 victorias consecutivas terminó en junio de 2016, cuando la superó la kazaja Olga Rypakova en Birmingham, pero esa derrota no impidió que dos meses después subiera a lo más alto del podio en los juegos de Río de Janeiro.

Ibargüen posee tres récords nacionales en Colombia.

El más antiguo es el de 1,93 metros que logró en 2005 en Helsinki en salto alto, mientras que el más reciente son los 6,93 metros que alcanzó en salto largo en la Copa Continental este año, disputada en la República Checa.

Sin embargo, el más significativo fueron los 15,31 metros que estableció en la Liga Diamante de Mónaco en 2014, el quinto mejor en la historia del salto triple.

“Todo fue perfecto: el lugar y la rivalidad que me empujó hasta los 15,31. También la pista y el clima. Fue mi día”, comentó en la IAAF sobre su impresionante salto, que quedó a 19 centímetros del récord logrado por Inessa Kravets en 1995.

Ha sido tal el dominio y el éxito que ha vivido Ibargüen en su carrera que ha logrado romper numerosos hitos deportivos tanto en Colombia como a nivel sudamericano y mundial.

Pero de forma paralela a su vida en la pista, la saltadora colombiana también alcanzó un éxito académico al graduarse de enfermera en el sistema universitario Ana G. Méndez de Puerto Rico, donde también cursó una maestría en educación.

“Está universidad nos dio la oportunidad de formarnos como profesional y en el deporte”, expresó Ibargüen en el evento en que se abrió una sede de ese centro educativo en Colombia.

Compartir en Whatsapp